Sucesos

Estafa frustrada y cuento de detenido

Estafa frustrada y cuento de detenido

Máximo Rugama

ESTELÍ
El sujeto Lenín Andrade Mejía, de 26 años, fue capturado por una patrulla policial minutos después de que intentó estafar a los campesinos Octavio Palacios Velásquez y Cándida Rosa Sobalvarro Rocha.
Palacios y Sobalvarro viajaron a esta ciudad y retiraron 17 mil córdobas de una institución bancaria, pero cuando salieron a la calle fueron interceptados por el presunto estafador, quien lanzó sobre la acera un fajo con ochenta lempiras (moneda de Honduras) y les comentó que se había encontrado el dinero y que era suerte de ellos, por lo que se dividirían en partes iguales.
El bandido sugirió a los incautos que mostraran el dinero que acababan de retirar del banco, truco típico para con artimañas cambiar el efectivo por fajos de papel en blanco o periódico.
Los dos campesinos sospecharon de la estafa e inmediatamente se retiraron del lugar, para evitar caer en las garras de los individuos.
La Policía esteliana informó que en poder del detenido, quien es originario de la localidad de Palacagüina, Madriz, efectivamente encontró un fajo de lempiras.
No obstante, el hombre señaló que había viajado desde su tierra natal, Palacagüina, a cambiar el dinero a Estelí, ya que le compraría un medicamento a su señora madre, quien según él está grave.
Sin embargo, la Policía no dio crédito a la coartada del individuo, ya que una lempira en Nicaragua sólo representa sesenta centavos de córdoba, por lo que poco o nada compraría al convertir el dinero hondureño a moneda nacional.
Andrade Mejía negó jurando hasta con los dedos de los pies que no es estafador, que es ayudante de albañilería, aunque sus manos las tiene más limpias y más cuidadas que un burócrata.