Sucesos

La mala suerte de doña Ricarda


Ernesto García
LAS CANOAS, TIPITAPA
Ricarda Olivas Morales, de 56 años, se “topó” con la fatalidad ayer viernes cuando iba en busca de leche, como de costumbre, a la finca “La Luz”, ubicada un kilómetro al sur de Las Canoas, jurisdicción de Tipitapa.
El fatal accidente se produjo cuando Jeffrey Antonio Solís, chofer del camión placas CT 2981, se durmió al frente del timón.
“La causa del accidente fue el cansancio físico del chofer del camión, quien supuestamente se durmió cuando pasaba frente a la comunidad de Las Canoas”, afirmó la jefa de la Policía de Tránsito en Tipitapa, capitana Telma Collado.
Doña Ricarda Olivas fue embestida por la espalda cuando caminaba sobre el andén (borde de la carretera), según el informe preliminar de la Policía. La capitana Collado señaló que la Ley de Tránsito establece como causa de accidente de tránsito el cansancio físico de los conductores.
“Por eso en la Ley de Tránsito se indica que los choferes de transporte pesado no deben manejar más de seis horas continuas”, apuntó la jefa policial. Paradójicamente, el accidente se produjo en las horas en que la Policía de Tránsito de Tipitapa realizaba un operativo en las carreteras que comunican a esa ciudad con el resto del país.
Olivas se convirtió ayer en la primera víctima por accidente vehicular que reportan las autoridades policiales de Tipitapa al iniciar el tercer mes del año. En febrero, las víctimas fatales por tragedias automovilísticas fueron cuatro.