Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Condenado por decisión de su hermana
Reinaldo Pichardo Dormus, de 38 años, fue sentenciado en el Juzgado Séptimo Local Penal de Managua a un año de prisión por lesiones dolosas en perjuicio de su propia hermana, Merarys Jamileth Pichardo, quien apeló la sentencia de primera instancia porque no estaba conforme con la pena que la autoridad judicial le impuso al acusado, por lo que la apelación está tramitándose.
Durante el juicio, el acusado ofreció indemnizar a su hermana por las lesiones para llegar a un acuerdo y lograr salir de la cárcel, pero la joven no quiso mediar.
Dormus fue sentenciado tras aceptar voluntariamente el delito que ocurrió el tres de enero, cuando su hermana llegó a su casa, que queda cerca del basurero municipal “La Chureca”, para pedirle que vendiera el carrito viejo que él tiene para que le ayudara a pagar un abogado para acusar a Erasmo José Vega por la muerte del padre de ambos, Rufino Pichardo Rivera.
Sin embargo, don Reinaldo no aceptó la propuesta de su hermana, discutieron y finalmente éste decidió “encajarle” el machete en la cabeza a la víctima, y luego le dio otro filazo en la mano.

“El Caballo” con 7 años de presidio “a tuto”
El juez Cuarto Penal de Audiencias, Jaime Alfonso Solís, condenó a siete años de presidio a Edwin Enoc Morán Morales, alias “El Caballo”, miembro de la pandilla “Los Despeinados”, por la autoría del delito de homicidio en perjuicio Alejandro José Alemán, a quien privó de la vida de un disparo que le impactó en el pulmón izquierdo, sólo porque le exigió una disculpa por haber ofendido a Evelin Zamora y a Ana Carolina Guevara, quienes andaban con la víctima.
Los únicos atenuantes que el juez encontró a favor del acusado es que es menor de 21 años y tuvo una conducta anteriormente buena, en cambio, encontró siete agravantes en contra del acusado, quien actuó en cuadrilla, de noche, se aseguró que la víctima no tuviera posibilidad de defensa, porque además de que andaba desarmada, estaba en estado de ebriedad.
Por si eso fuese poco, el acusado abusó de su superioridad en número, dado que la víctima no andaba con una pandilla como “El Caballo”, en un lugar donde no existía ninguna presencia policial. Por el mismo crimen, fue acusado Juan Ramón Santamaría, alias “El Mon”, quien le pasó el revólver al acusado para que disparara.
Ahora, por el crimen, “El Caballo” tendrá que permanecer preso hasta el 29 de noviembre de 2014 y seguramente tendrá que enfrentar un juicio civil por daños y perjuicios. El crimen por el que fue sentenciado ocurrió el dos de febrero de 2006 en el barrio “Manuel Fernández”, de Managua.