Sucesos

Mujer teme que violador múltiple salga en libertad

* Acusado supuestamente abusó de sus tres entenados

Lizbeth García

Para las diez de la mañana de este miércoles está previsto el juicio oral y público de J.A.M.G., quien está acusado en el Juzgado Penal de Juicio de Tipitapa por la presunta autoría de violación y abusos deshonestos en perjuicio de sus tres hijastros, unos gemelos de ocho años, y un pequeño de seis.
La madre de los menores, de iniciales V.D., explicó que teme que el acusado salga en libertad “porque él se jacta de sus amistades en los juzgados”. “Yo lo que pido al juez es que él pague por lo que hizo”, agregó la denunciante, quien convivió con el acusado cuatro años, en los que supuestamente la maltrató, pero nunca lo denunció, aunque sí lo corrió de su hogar, no obstante éste nunca se fue.
La mujer reveló que ella se enteró de lo que pasaba con sus hijos (dos varones, uno de ocho y el otro de seis años, y una niña de ocho años) el 29 de septiembre de 2006, cuando el pequeño dijo durante el desayuno que J.A.M.G. algo le quería hacer a la mujercita, porque le dijo que se quitara el short y la camisa.
Escabrosa versión
“Yo me asusté y le pregunté por qué el niño decía eso. Ella me dijo: ‘J.A. desde hace tiempo que me hace esas cosas’. ¿Qué te hace? ‘Me tira a la cama y me tapa la boca, se me sube arriba y me hace el “chiqui-chiqui”, se saca sus bolitas y me las pone aquí en mi “botón”. Me toca aquí atrás, los pechos, los hombros y me besa, y a los niños también se cobija con ellos y lloran’”, reveló la mujer, al detallar la confesión de una de las víctimas.
La mujer señaló que el acusado se llevaba al monte y a las playas de Tipitapa a los niños, sitio donde supuestamente les hacía lo mismo, producto de lo cual los menores están traumatizados, a tal punto que la niña de ochos años llora histéricamente por las noches y el pequeño, que es gemelo con la mujercita, se ha vuelto retraído y no aprende nada en las clases.
Los menores están citados para deponer el día de hoy durante el juicio, al igual que la mamá, que confía en que la justicia valorará su testimonio y los dictámenes médicos que revelan que la mujercita si bien no fue violada, aparentemente fue víctima de tocamientos. En el caso de los varoncitos, a éstos sí les encontraron lesiones y borramiento de los pliegues anales.
El acusado alega que la madre de los pequeños es una vaga que no los cuidaba, pero ella aclaró que siempre ha trabajado y que si dejaba a sus hijos al cuidado de su ex compañero de vida era porque éste no trabajaba.
Pero la verdad saldrá a relucir hoy miércoles en el juicio que será seguido muy de cerca por el Movimiento de Mujeres que le está dando acompañamiento a la víctima.
El acusado está con medidas alternas a la prisión, lo que obviamente molesta a la denunciante, porque ha violentado las medidas para supuestamente andar en las calles tomando licor y presentarse cerca de la casa de las víctimas en actitud desafiante.