Sucesos

Amenazan a protectores de niños violados

* Les dan a escoger: muerte o aceptan dinero para retirar la denuncia

Ernesto García

Los familiares de uno de los acusados por los increíbles abusos sexuales de los que fueron víctimas seis niños que quedaban al cuido de su abuela, en Nandaime, están ofreciendo dinero y amenazando de muerte a las personas que tienen temporalmente la tutela de las víctimas. Los detenidos por tan penoso caso son la abuela de los menores, una mujer de 44 años, y su amante, un vecino de 48 años, quienes habrían sometido a todo tipo de vejámenes a los pequeños, en ausencia de sus madres, ya que éstas trabajan en Managua como empleadas domésticas.
La denuncia fue hecha pública por quienes tienen bajo su resguardo a los menores, por orden de la Comisaría de la Mujer y la Niñez.
Quieren a la pequeña “Sara”
Según la denunciante, quien por razones de seguridad para ella y los niños optó por el anonimato, los familiares del amante de la abuela desalmada están tratando de saber dónde está “Sara”, la niña de diez años a quien embriagaban y con quien comenzaron los abusos.
La persona encargada de velar por la seguridad de los infantes reveló que el interés de saber el paradero de “Sara” es porque la niña es la víctima directa de los abusos sexuales del amante de su abuela materna, y porque también presenció los abusos contra su hermanito y sus otros primos. Además de las ofertas de dinero, la persona que cuida de los niños en la actualidad dijo que recibió amenazas de parte del amante de la abuela, cuando éste fue capturado por la Policía.
“Vos y Nelson (tío de los niños abusados) no van a saber cuando los tenga en mis manos”, les habría dicho el hombre acusado de haber violado a los niños.
Revuelo y rechazo en la web
La noticia del abuso contra los seis niños ha causado estupor entre la población y entre nuestros lectores en el mundo, a juzgar por los comentarios realizados en la página web de EL NUEVO DIARIO.
Todo los lectores que escribieron a la edición electrónica de El NUEVO DIARIO exigen la aplicación de la pena máxima de 30 años de cárcel para los autores del abominable hecho, y hay algunos que hasta recetan la mutilación de los genitales del amante de la abuela o la “aplicación de la justicia” a manos de los demás reos en la cárcel donde sean recluidos los implicados en tan bochornoso caso.