Sucesos

Invitación para asesinato

* Amigo llegó a casa de la víctima, y tras convencerla de buscar presas silvestres, salieron juntos al bosque, a cazar * Pero uno fue encontrado muerto y el otro no aparece

José María Centeno

KUKRA HILL
Una jugada fatal le deparaba el destino a dos cazadores que acordaron amistosamente salir a distraerse al bosque, y de paso conseguir presas para una sabrosa comida.
Todo empezó cuando el señor Ismael Centeno Sequeira, de 42 años, habitante de la comarca Las Maravillas, municipio de Kukra Hill, fue visitado por su amigo, Santos Rivera, residente en el poblado de Wapi, del municipio de El Rama.
Rivera invitó a Centeno a salir de cacería al campo, lo que al primero le pareció buena idea. Al día siguiente se dirigieron al bosque en compañía de varios canes y cada uno portaba un arma de cacería.
En horas de la tarde, según expresó doña Lillian Rivas, los perros regresaron a casa, “y yo pensé que los monteadores --cazadores-- ya venían de regreso, pero pasó ese día, y también el segundo, y ni uno de los dos apareció. Me comuniqué con mis vecinos y éstos salieron a buscarlos”, relató.

Sospechas recaen sobre el “amigo”
Al caminar un buen rato bosque adentro, los vecinos encontraron el cuerpo sin vida de Centeno, con un balazo en el pecho y golpes contundentes en la cabeza. Su arma no estaba, y su amigo, Santos Rivera, hasta hoy no ha aparecido.
Los familiares y amistades de Centeno presumen que éste fue asesinado por Santos Rivera, porque Centeno no tenía enemistades con nadie y además, era muy apreciado por sus familiares y vecinos de la comarca.
El cuerpo de Centeno fue levantado y trasladado hasta Santo Tomás, Chontales, donde vive su progenitora y demás familiares, quienes pidieron que sus restos quedaran sepultados en su tierra natal.
La Policía Nacional de El Rama y Kukra Hill investiga este crimen que ha conmovido a los habitantes de estos dos municipios.