Sucesos

Tres sentenciados en fechas “románticas”


Lizbeth García

El juez Octavio Rothschuh informó que en los últimos días sentenció a tres hombres por homicidio consumado y homicidio frustrado, pero las penas no excedieron los cinco y seis años de cárcel, para “fortuna” de los reos.
Uno de los sentenciados es Pedro Pablo Dávila Pérez, de 24 años, quien está contando los 2,190 días (seis años) que deberá permanecer en la cárcel para pagar el delito que cometió al matar a Yáder de Jesús González, de 33 años, el propio día del cumpleaños de éste.
Dávila conoció su sentencia el propio 14 de febrero, Día de San Valentín.
El homicidio doloso que le achacaron a Dávila ocurrió el 24 de noviembre de 2006, cuando la víctima estaba con unos amigos ingiriendo licor en las playas de Masachapa, exactamente del Hotel Summer, 100 varas al norte, donde se presentó el acusado con sus amigos.
Pedro Pablo le solicitó un cigarrillo a la víctima, pero como González se lo negó, el acusado reaccionó molesto y le dio un empujón a Yáder de Jesús, quien le reclamó.
Luego el hechor sacó una navaja plegable que escondía entre sus ropas y le propinó a la víctima una estocada en el lado izquierdo del tórax, provocándole la muerte instantánea por hemorragia masiva por taponamiento cardíaco y laceración del ventrículo derecho del corazón.
En la sentencia, el juez consideró como atenuante a favor del reo la no existencia de antecedentes. Agravantes no encontró, por lo que le impuso la pena mínima.
También el juez Rothschuh sentenció a Jairo José Reyes Altamirano y a César Augusto Benavides a cinco años de presidio cada uno por la autoría del delito de homicidio frustrado en perjuicio de Marvin José Ocón Martínez y de Yasser Antonio Pérez Álvarez.
El crimen ocurrió el 22 de abril de 2006 a las once de la noche, en Managua, cuando Marvin José Ocón fue interceptado por un grupo de jóvenes que portaban armas “hechizas”, entre ellos Reyes, quien le disparó dos proyectiles que lo impactaron y lo tumbaron al suelo.