Sucesos

Esmero de médicos le salvó la vida


Róger Olivas

CHINANDEGA
El esmero de los médicos de turno del Hospital España, de esta ciudad, no permitió que perdiera la vida el joven Giovanni Olivares Meza, de 20 años, quien recibió tres machetazos en la cabeza y dos garrotazos en la espalda, de parte de seis sujetos.
La víctima regresaba de la vivienda de su hermano, Mario Olivares, a las once y media de la noche, cuando los desalmados lo interceptaron en la tercera calle, frente a la iglesia apostólica del Reparto “José Benito Centeno”, en la salida hacia Managua.
El herido expresó que debido a la oscuridad no pudo correr, por lo que sus atacantes lo machetearon a su gusto y antojo, hasta dejarlo inconsciente.
Obdilí Olivares identificó a un sujeto apodado como “Checho”, quien reside cerca del cuadro de béisbol del vecindario, como uno de los agresores, el cual anteriormente había golpeado a un adolescente, sobrino suyo.
El denunciante exigió justicia para evitar un baño de sangre, ya que a todas luces se observa que “la tienen contra su familia”.
Giovanni, quien quedó tendido en un charco de sangre, fue auxiliado por varios vecinos que llamaron a una patrulla policial, la cual lo remitió al Hospital España, donde se recupera. La Policía aún no informa de detenciones por este hecho.