Sucesos

Repatrian a joven que perdió ambas manos

* Matiguaseño fue víctima de brutal ataque de “mareros” en El Salvador, donde se encontraba trabajando

Máximo Rugama

ESTELÍ
Autoridades de la Cruz Roja esteliana, en coordinación con sus similares de El Salvador, repatriaron desde esa nación centroamericana a Santos Eduardo Jarquín Castro, de 30 años, quien resultó con ambas manos amputadas, al sufrir una brutal agresión por parte de un grupo de “mareros”.
El afectado también presenta desprendimiento del tabique nasal y lesiones en diferentes partes de su cuerpo, por lo que su estado de salud es lamentable.
Santos Eduardo Jarquín Castro es originario de la localidad matagalpina de Matiguás, y había viajado a El Salvador en busca de mejores horizontes.
Hasta el momento se ha podido establecer que el muchacho regresaba de su trabajo cuando fue salvajemente agredido por los pandilleros, quienes sin piedad lo redujeron a puntapiés y puñetazos, y no satisfechos aún le descargaron varios machetazos, con los que le cortaron de un solo tajo las dos manos.
El afectado, antes de viajar a El Salvador, colaboró varios años como voluntario de la Cruz Roja de Matiguás.
Los socorristas de El Salvador, en una acción humanitaria, ya que el afectado no tiene familiares en aquel país, lo trasladaron hasta suelo nicaragüense. Luego correspondió a socorristas de la Cruz Roja esteliana llevarlo a su lugar de origen.
Este servicio figura entre los más de treinta que la Cruz Roja de Estelí ha brindado en lo que va del mes de febrero.
El licenciado Mario José Vega, Director Ejecutivo de la benemérita institución en Estelí, señaló que a pesar de la falta de recursos, derivada de la crisis económica que agobia al país y de la falta de apoyo, que enfrenta la entidad ellos tratan de dar respuesta a casos de suma emergencia, como lo fue éste.
De paso aprovechó para solicitar el respaldo económico a empresarios y otros sectores con posibilidades, a fin de que contribuyan a que Cruz Roja siga sirviendo a la población.