Sucesos

Corta pena para violador

* Obligó a su víctima a practicarle sexo oral, pero sólo obtuvo 23 años de cárcel

Lizbeth García
Ocho mil 395 días “a la sombra” deberá completar Julio César González, de 22 años, para pagar el delito que cometió al violar a una mujer, obligarla a practicarle sexo oral, arrastrarla desnuda por el barrio y luego robarle más de tres mil córdobas en enseres domésticos.
A las cuatro de la tarde de este lunes, el juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, le notificó al acusado que estará preso hasta el 16 de noviembre de 2029, porque deberá completar 18 años por violación agravada y cinco años por robo con fuerza, para un total de 23 años de prisión.
El juez hizo un balance entre los atenuantes y los agravantes, que eran varios, y en base a eso decidió imponer los 23 años de cárcel, aunque la Fiscalía esperaba 29 años y la defensa 21.
Mujer puede reclamar por vía civil
La autoridad judicial también dejó abierta la vía civil para que la víctima, ama de casa de 43 años, vaya a reclamarle ahí al acusado los daños y perjuicios que éste le provocó con su acción.
Los hechos por los que el acusado fue sentenciado ocurrieron el 25 de junio de 2006, en Laureles Norte, en horas de la madrugada, cuando el imputado interceptó a la víctima cerca de la terminal de buses de la ruta 111, la tomó por detrás con una mano, mientras que con la otra le tapó la boca; luego le dijo que “sólo quería tener sexo” con ella, la llevó a una acera de una vivienda, la desnudó y la penetró vía vaginal, bajo amenaza.
Luego la tomó del cabello y la obligó a practicarle la felación, seguidamente la arrastró desnuda por la calle.
La víctima escapó para pedir ayuda en la casa de su hermana, mientras tanto el acusado robaba el televisor, un tanque de gas y un espejo de su casa. “Así te quería ver”, le habría dicho el acusado con un machete en la mano a la víctima, cuando la vio llegar a su casa. Luego huyó, pero fue capturado, enjuiciado y sentenciado.