Sucesos

Extraña desaparición de bebé consterna a rosareños


Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO
Ocho días tiene de estar desaparecido el pequeño Aramiz Jhamall Talavera Aburto, de un año y 22 días de nacido, después que misteriosamente fue raptado por desconocidos de su casa, en el municipio de El Rosario, Carazo.
Jessenia Aburto, de 20 años, madre del pequeño, dijo a EL NUEVO DIARIO que la criatura quedó bajo el cuido de su padre, Alejandro Santiago Talavera Lezama, de 22 años, el viernes dos de febrero, pero el joven tuvo que salir esa misma tarde, y ella se responsabilizó del cuido del niño, quien en un abrir y cerrar de ojos desapareció del porche de la vivienda.

Madre adentro, niño afuera
Según la madre, pasadas las dos de la tarde ella se puso a limpiar los cuartos y sacó al chavalito al porche de la casa, y le puso una bolsa de juguetes, además de frutas.
“Todo fue rápido, fue asunto de segundos, parece que la persona que hizo la maldad estaba atenta, porque cuando lo busqué, ya no estaba, les pregunté a mi cuñada y a los vecinos y nadie supo nada”, expresó la acongojada mujer, tras relatar que la búsqueda fue incesante desde el primer momento en que se enteraron que Aramiz no estaba por ningún lado de la casa.
A las pocas horas, relató Jessenia, a la casa llegó un equipo de rescate del Cuerpo de Bomberos y lo buscaron en una letrina y en un sumidero, pero hasta ahora la búsqueda ha sido infructuosa porque al niño parece ser que se lo tragó la tierra.
Vecinos consultados por EL NUEVO DIARIO, en cambio, aseguran haber visto a un joven cargar con el niño, versión que desde el mismo momento de la desaparición del infante las autoridades investigan.
La misma tarde en que la guardia operativa estuvo en la casa de los padres del niño fue detenido Bryan Nicaragua, un joven que le decía a Jessenia que Alejandro Santiago, el padre del niño, la estaba engañando.
Según Jessenia, Bryan ha sido “enamorado” de su esposo desde hace tiempo, y no se explica por qué la atormentaba constantemente con lo de la supuesta infidelidad de su marido. “Si eso fuese verdad, es asunto que nos incumbe a nosotros, a nadie más, por eso hasta evitaba encontrarme con él, pero a mí y a otras personas nos había jurado que iba a demostrar que Alejandro me es infiel”, señaló la madre del pequeño desaparecido.

Único sospechoso liberado
Expresó que lo que le preocupa es la suerte del niño, porque son tantos días y no hay siquiera indicios de dónde esté, no se puede hablar de secuestro porque nadie llama pidiendo recompensa, y Bryan, que era el único sospechoso, ahora anda libre.
Ayer, entre tanto, se manejó la posibilidad de que el niño haya sido raptado por homosexuales.
La subcomisionada Marisol Aburto, vocera de la Policía en Carazo, dijo que desde el primer momento las autoridades han estado trabajando en el caso, y que los padres del niño son testigos de los esfuerzos realizados hasta ahora, aunque sin éxito alguno.
En el Rosario, el alcalde Denis López lamentó lo sucedido y dijo que hasta brigadas, integradas por jóvenes voluntarios, se han formado para “peinar” cafetales y cañaverales de la zona, también sin resultado positivo.