Sucesos

Sucesos departamentales


Masaya se extravió en balneario
Lésber Quintero / SAN JUAN DEL SUR, RIVAS
Un joven originario de Masaya desapareció en el balneario de San Juan del Sur, desde el pasado domingo, día en que según sus amigos, se fue a eso de las cinco de la tarde a darse un chapuzón en las heladas aguas que cubren la bahía de la ciudad turística. Según versión de los bomberos de Rivas, el desaparecido responde al nombre de Mauricio González, de 19 años, y labora en San Juan del Sur como ayudante de albañil. El muchacho fue reportado como desaparecido por sus amigos, Benito Aguirre López y Carlos Hernández Pulido, quienes señalaron a los bomberos que Mauricio acostumbraba bañarse todas las tardes en el mar, pero que el domingo, cuando lo fueron a buscar, sólo hallaron sus chinelas.

No era secuestro, era operativo antidrogas
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO
Lo que inicialmente se manejó como el secuestro del estadounidense Luis Cigres, de 38 años, en el barrio San Rafael, de Jinotepe, resultó ser un fallido operativo antidrogas de la Policía, y ahora familiares del extranjero amenazan con llevar el caso a la Embajada Norteamericana, para que la Policía corrija, dizque su mal proceder. Sucede que agentes vestidos de civil y en una camioneta blanca abordaron al norteamericano, cuando se dirigía a comprar comestibles, y tras un forcejeo lo subieron a la camioneta y se lo llevaron, dejando angustiada a la familia, que pensó se trataba de un secuestro porque el extranjero cargaba en los bolsillos una buena cantidad de dólares. Más tarde, la Policía confirmó que se trató de un operativo antidrogas pero admitió haberse equivocado con el extranjero. La suegra del estadounidense, señora Rosa Silva Rodríguez, dijo que toda la familia está indignada con la Policía y que llevarán el caso ante la Inspectoría Civil y la Embusa.

Falso pastor se llevó a niña
Alberto Cano / DOLORES, CARAZO
Rafael Gutiérrez Calero, de 30 años, es el sujeto que se hizo pasar como pastor evangélico en Dolores, Carazo, para llevarse con engaños a la menor Yaoska Carolina Ruiz Guevara, de trece años, cuyo paradero hasta ahora se desconoce y también su suerte. Rosa Nelly Guevara Méndez y Pedro José Ruiz, padres de la menor, dijeron que el supuesto falso pastor llegó al colegio de Dolores y pidió a la profesora Damaris Rocha que le permitiera llevarse a la menor, “porque la madre de Yaoska estaba enferma y la necesitaba”. Tales hechos, dijo la señora Guevara, se dieron el 30 de enero pasado y todavía nadie sabe de la niña, a pesar de que la denuncia sobre el presunto rapto ya fue entablada en la Policía de Jinotepe.

Grave, tras ingerir veneno
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO
Al Hospital Santiago fue llevada la joven Carmen Mendieta López, de 20 años, quien se encuentra grave, después de tomarse una pastilla que sirve para curar frijoles, en su vivienda de Masatepe, Masaya. Familiares de la joven manifestaron que desconocen por qué la muchacha atentó contra su vida, ya que a pesar de que los médicos le realizaron varios lavados gástricos, su pronóstico es reservado. Al mismo hospital ingresó ayer la niña Tatiana Acevedo Ortiz, de 12 años, quien fue atropellada por un vehículo desconocido, en la carretera a los balnearios, en Diriamba, accidente que investiga la Policía departamental.

¿Atropellado o muerto a garrotazos?
Alberto Cano / JINOTEPE, CARAZO
La Policía de Carazo aún no tiene claro cómo es que perdió la vida en el kilómetro 46 de la carretera Diriamba- Jinotepe, el joven Jorge Luis Sánchez Palacios, de 21 años, quien inicialmente, según se manejó, fue arrollado por un irresponsable chofer que se dio a la fuga, pero ahora resulta que tenía golpes en la frente, por lo que hay sospechas de que murió a garrotazos. Julián Sánchez, padre de la víctima, informó que no se explica qué andaba haciendo su hijo tan lejos de su casa, ya que ellos viven detrás del Estadio de Fútbol “Cacique Diriangén”. Las autoridades policiales indicaron que Sánchez Palacios tenía un contundente golpe en la cabeza, lo que despierta sospechas de que pudo haber sido aniquilado. Vecinos de la Quinta “Lupita”, donde fue localizado el cadáver, manifestaron que no escucharon ruidos alguno que haga pensar que fue atropellado.