Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

¿A qué hora murió “El Mono”?
La juez suplente Tercero Penal de Audiencias, María Mercedes Rocha, admitió todas las pruebas que la Fiscalía presentó para acreditar que Gamaliel Francis Centeno, de 19 años, supuestamente es coautor del delito de homicidio en perjuicio de Daniel Antenor Anduray, alias “El Mono”, de 24 años.
Éste falleció víctima de tres tubazos en la cabeza que le fueron propinados por un menor de iniciales A.J.R.H., crimen que ocurrió el 28 de enero, en el barrio La URSS, exactamente de la Esso de Rubenia, tres cuadras al norte, media cuadra al oeste.
Según la acusación del Ministerio Público número 29-07, la víctima íba corriendo porque Centeno y el menor de edad lo perseguian, luego cayó al suelo y ahí lo atacaron a puntapiés.
Pero fue el “niño” quien atacó a tubazos a la víctima, hasta matarla por edema y hemorragia cerebral, escena que fue presenciada por tres testigos que la Fiscalía ofreció; no obstante, la defensa cuestionó a los testigos porque señalan que el crimen fue entre la una y las dos de la mañana, y contradictoriamente la acusación declara que fue a las tres y media de la mañana, sin embargo, la juez no aceptó ningún alegato, decretó la prisión para el imputado y lo remitió a juicio.

Traficante tendrá que pagar multa millonaria
Aunque aparentemente era un simple vendedor de “tilitas” de marihuana, Pedro José Calero Bustos tendrá que pagar un multa de un millón de córdobas como parte de la condena que le impuso el juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, por la autoría del delito de tráfico interno de 37.9 gramos de marihuana y seis piedras de cocaína base crack. Igualmente el imputado deberá completar cinco años de cárcel, que es la pena mínima que existe para ese tipo de delitos.
Calero fue capturado el dos de noviembre del año pasado cuando estaba en el Mercado Oriental y vio a un grupo de policías patrullando el lugar, lo que hizo que se pusiera nervioso y consecuentemente fuera requisado. La droga la portaba en una de las bolsas de su pantalón. También cargaba 40 córdobas, los que por orden judicial le fueron decomisados y depositados en la cuenta de la Corte Suprema de Justicia.

No culpable por muerte de su hermano
Marvin Sánchez Artola, de 34 años, fue declarado no culpable por la muerte de su hermano, Adán Alberto Sánchez Artola, quien falleció el cinco de septiembre del año pasado, al recibir un golpe en el abdomen, con la pata de una mesa.
Según la acusación radicada en el Juzgado Octavo Penal de Juicio, donde se ventiló el juicio oral y público, Adán Alberto, de 28 años, el día de los hechos llegó bajo los efectos del licor al negocio de venta de frutas que su mamá tenía cerca del parqueo de la panadería Don Pan, ubicada en Carretera Norte, empezó a molestar y hasta amenazó con una botella a su sobrinito de siete años e intentó agredir a su hermano, por lo que éste se defendió, elemento que le favoreció a la hora de la vista.