Sucesos

Giro brusco y azúcar al suelo


Róger Olivas

CHINANDEGA
Un incómodo percance sufrió la rastra del cabezal verde, Freighliner, placas CH-03428, conducida por Álvaro Rodríguez, originario de Chichigalpa, cuando éste giró bruscamente en la rotonda Agateyte, de Chinandega, y 62 de los 500 quintales de azúcar que cargaba, cayeron al pavimento y varios se rompieron.
El percance ocurrió cerca del Monumento al Trabajo, en la entrada principal a esta ciudad, cuando Rodríguez se dirigía del Ingenio San Antonio (ISA) hacia el puerto de Corinto.
Humberto Javier Fúnez, originario de Telica, León, vigilante del cabezal, relató que se impresionó cuando los sacos cayeron sorpresivamente, y agradeció a Dios que no hubo víctimas humanas. El azúcar fue transportada en otro automotor hasta la ciudad portuaria de Corinto.
Varios transeúntes observaron la escena, pero no recogieron ni una libra de azúcar porque el celador del ISA resguardó la escena del accidente.