Sucesos

De Brasil vinieron a estafar y robar vehículo


Dos brasileños que se hacían pasar como videntes y hacedores de milagros, desaparecieron de Managua después de alquilar un taxi al cadete que, confiando en ellos, les entregó el vehículo con llaves y documentos.
El caso fue denunciado por el señor Marcos Contreras, esposo de la propietaria del vehículo Hyundai Accent, plateado, placas MY-4012, año 99, quien refiere que el mismo era rentado al cadete Edgard Marenco.
Hace un mes, Marenco fue contratado por los brasileños identificados como Jorge Nicholiche Luis o Jorge Gómez, pareja de una tal Beatriz, quien daba consultas como vidente en Villa Fontana. El “golpe” de los brasileños llegó el viernes, cuando convencieron al cadete para que les entregara el vehículo, valorado en 4 mil dólares, con el compromiso de pagarle los mismos honorarios.
De acuerdo a averiguaciones realizadas por el señor Contreras, los brasileños se alzaron con al menos 55 mil dólares en estafas realizadas a personas incautas que creyeron estar recibiendo una atención mágica con ellos. Nicholiche y su mujer cancelaron el alquiler de la casa que ocupaban y se “esfumaron” en el taxi robado, el cual aún no ha cruzado las fronteras.
No obstante, al parecer la Policía no espera que las víctimas que entregaron importantes sumas de dinero a los estafadores se acerquen a denunciarlos.
Los extranjeros habrían actuado en complicidad con una conocida brasileña que vive desde hace muchos años en Nicaragua.
Cualquier información sobre el paradero del taxi MY-4012 o de los autores del robo del mismo, favor transmitirla al teléfono 8716729, con el señor Marcos Contreras.