Sucesos

Sucesos departamentales


Asaltan a campesino cuando defecaba
Francisco Mendoza / JINOTEGA
Delincuentes armados de pistolas asaltaron a un campesino, a quien sorprendieron cuando realizaba sus necesidades fisiológicas, a eso de la una de la madrugada. Los malhechores ataron al afectado y después violaron a una de sus hijas, de doce años, aseguró la vocería policial. Este hecho se registró en la comarca El Sarayal, municipio de Jinotega, dondo cuatro elementos armados de pistolas interceptaron al campesino de iniciales T.H.M, cuando hacía sus necesidades fisiológicas; dos de los delincuentes, después de golpearlo, lo ataron a un portón para posteriormente despojarlo de doscientos córdobas que portaba. Al parecer, las dos hijas del afectado, al ver que atacaban a su padre salieron corriendo para tratar de escapar, por lo que otros dos delincuentes las siguieron. La mayor logró escapar y dio parte a las autoridades policiales, mientras la menor fue retenida por unos de los antisociales. La adolescente de 14 años regresó con la Policía, por lo que los agentes comenzaron a buscar a la menor, a la que encontraron hasta las cinco de la mañana. La niña violada identificó al sujeto José Rizo como el degenerado que la sometió, y con este dato la Policía lo localizó cerca del lugar, porque estaba borracho, por lo que fue arrestado y tendrá que responder por el delito de violación y lesiones.
Asaltado en plena vía pública
Yelba Tablada / ACOYAPA, CHONTALES
Martín Antonio Carrillo Bravo, de 60 años, se convirtió en presa fácil de tres elementos desconocidos que lo sorprendieron y lo despojaron de todas sus pertenencias, cuando esperaba un bus de transporte colectivo en la salida de Acoyapa, sobre la carretera a San Carlos. Narra el asaltado que de pronto aparecieron los tres delincuentes y sin ninguna malicia se le acercaron, le preguntaron a dónde iba, y de pronto se sentaron en unas piedras, para esperar el momento preciso y ejecutar la acción vandálica. Martín Antonio sentía un mal presentimiento, pero al intentar abandonar el sitio, uno de los sujetos lo tomó del cuello y le tapó la boca, mientras los otros realizaban el despojo. El trío de ladrones le quitó a don Martín mil trescientos córdobas en efectivo y un reloj, luego le asestaron un golpe en el abdomen y lo remataron haciéndole una herida en el omóplato izquierdo. Carrillo Bravo quedó tendido en la vía pública y personas de buen corazón lo auxiliaron y se lo llevaron de urgencia al Centro de Salud del municipio, donde le brindaron las primeras atenciones. El caso fue denunciado ante la Policía de Acoyapa, que al instante desplazó al escenario del robo una guardia operativa, pero no logró dar con el paradero de los autores de este hecho delincuencial, tipificado como robo con intimidación seguido de lesiones.
Apuñalan a cortadora de café
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Una mujer que regresaba de cortar de café recibió una puñalada en el pecho que le propinó otra mujer que, junto a otras dos y a un hombre, la interceptó cuando regresaba a su casa. Este hecho se registró en la comarca Yucul, municipio de San Ramón, según la denuncia interpuesta por la afectada, Alejandra Vargas Ramírez, de 33 años, quien aseguró que fue sorprendida por las tres mujeres, las que primero la ofendieron y luego la agredieron a golpes. Dijo que el hombre le dio un puntapié en la espalda, mientras una de las mujeres le daba una puñalada en el pecho, que gracias a Dios, señaló, no le afectó órganos vitales. Los cuatro atacantes se dieron a la fuga, por lo que Alejandra pide a la Policía que castigue a sus gratuitos atacantes.
Con cuchillos despojan
de pistola a vigilante
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Delincuentes armados de cuchillos despojaron a un vigilante del arma que utilizaba para realizar su trabajo, y además de intimidarlo le propinaron un golpe en la frente con la misma pistola, para asegurarse de que no los denunciaría. Pedro Cándido Mendoza, quien trabaja para Distribuidora Chamorro, aseguró a la Policía que a eso de las cuatro de la madrugada fue sorprendido por dos sujetos armados de cuchillos, quienes en un abrir y cerrar de ojos le colocaron las hojas afiladas en los costados y lo obligaron a entregar el arma que portaba, una pistola TT, propiedad de la empresa donde labora, y luego con ella misma lo golpearon, por lo que al afectado se presentó ante la Policía para denunciar a los asaltantes que lo dejaron sin el arma que utilizaba para trabajar como vigilante.
Periódico como pago por prendas
Yelba Tablada / SANTO TOMAS, CHONTALES
De un revólver calibre 22, un celular, dos pares de aretes de oro y trescientos córdobas en efectivo fue despojado Nixon García Martínez, de 20 años, quien fue estafado por dos sujetos que lo interceptaron, de Enitel dos cuadras al sur, en Santo Tomás. El inocente hombre caminaba tranquilamente por el lugar referido cuando le dio alcance un hombre desconocido, y con una voz de desesperación le preguntó: “Señor, ¿usted no sabe dónde puedo cambiar mil trescientos dólares?” Como sucede en las estafas, apareció otra persona que insistió para que fueran a cambiar los dólares, porque el dueño del dinero le pagaría doscientos córdobas sólo por hacer el favor. Nixon cayó en la trampa de los estafadores, y con su gusto le entregó todas sus pertenencias a la pareja de delincuentes y se fue a cambiar los supuestos dólares. García Martínez caminó como un camello y jamás dio con la dirección donde cambiaría el dinero, pero al revisar la maleta se enteró de que lo que cargaba en sus manos era un rollo de papel periódico.
“El Pato” se quedó con el dinero
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Un delincuente resultó ser más “vivo” que tres personas que estaban negociando, debido a que éstos se quedaron sin dinero y él se llevó cuatro mil córdobas en efectivo. El ciudadano Antonio Ruiz denunció ante las autoridades policiales del municipio de Sébaco a Holman Burgos Mejía, conocido en el ámbito delincuencial como “El Pato”, de ser la persona que lo despojó de cuatro mil córdobas cuando remataba un negocio. El afectado por “El Pato” señaló que junto a su hermano, Federico, le estaba entregando un dinero a un hombre llamado Juan Velásquez, cuando de pronto apareció Hollman, quien en un abrir y cerrar de ojos les arrebató el dinero que tenían en las manos y se dio a la fuga. Aunque persiguieron al bandido, no lo pudieron detener, por lo que se vieron obligados a denunciarlo ante las autoridades policiales, para que pongan a “El Pato” tras las rejas y regrese el dinero que se robó.