Sucesos

Bodas de sangre

* Un sujeto irrumpió de pronto en el festejo y macheteó en la cabeza a dos de los presentes, uno de los cuales murió camino al centro de salud de El Almendro

EL RAMA
Eran las doce de la noche cuando se realizaba una alegre fiesta de bodas en la comarca La Mantequilla, municipio de El Almendro, Río San Juan, en el hogar de Celso del Carmen Miranda. Nada presagiaba la tragedia por venir.
Entre la algarabía y la música, el baile se desarrollaba aparentemente en perfecta calma, cuando de pronto apareció el sujeto Donald Pineda Ibarra, armado de un filoso machete, y sin decir nada agredió de un machetazo en la cabeza a Néstor Martínez, quien se encontraba en la puerta de la vivienda donde se desarrollaba la celebración.
No entendió razones
El macheteado cayó al suelo, en estado grave, mientras cundía la confusión, porque nadie entendía qué pasaba y por qué actuaba así Pineda Ibarra.
Ante lo ocurrido, apareció Héctor Salazar, otro de los que disfrutaban de la fiesta, con el propósito de mediar en el pleito, pero Donald también lo despedazó a machetazos en la cabeza y resto del cuerpo. Acto seguido, el asesino se dio a la fuga sin que nadie se atreviera a ponérsele enfrente por miedo a correr la misma suerte que las víctimas.
Inmediatamente la fiesta fue suspendida y los presentes, con los familiares de los afectados, los trasladaron de esa zona rural hacia el centro asistencial de El Almendro.
A eso de las nueve de la mañana del día siguiente, antes de llegar al poblado de El Almendro, Héctor Salazar expiró.
Entre la vida y la muerte
Algunas personas se regresaron con el cuerpo de Héctor y otros continuaron el viaje hacia El Almendro sólo con Néstor Martínez, quien una vez que fue recibido por los galenos del centro asistencial de El Almendro, de inmediato fue remitido al Hospital Asunción, de Juigalpa, Chontales, donde según las autoridades policiales se debate entre la vida y la muerte.
La Policía Nacional de El Almendro y de Zelaya Central están tras el autor del hecho de sangre, quien está prófugo de la justicia, confirmó el capitán Román Benítez, vocero de la Policía Nacional de Zelaya Central, que da cobertura policial en el municipio de El Almendro, en colaboración con la Policía Nacional de Río San Juan.