Sucesos

La muerte aventajó al viaje salvador

* Niño de 13 años, con el 80 por ciento del cuerpo quemado en un accidente doméstico, pereció horas antes de partir hacia un hospital de Boston

Ernesto García

Luego de batallar 15 días por sobrevivir a las quemaduras de tercer grado que sufrió en el 80 por ciento de su cuerpo, se rindió a la muerte, la madrugada de ayer miércoles, en el Hospital “Fernando Vélez Paiz”, el menor Denis René Espinoza Andrade, de 13 años.
El jovencito, quien permanecía en ese centro asistencial desde la tarde del pasado 15 de enero, tenía previsto viajar ayer, en horas de la tarde, a un hospital de la ciudad de Boston, Estados Unidos, donde sería atendido por cirujanos plásticos.
Miurel Espinoza Chavarría, hermana de Denis René, dijo que pese a los múltiples esfuerzos hechos por los médicos para salvarle la vida, su cuerpo no resistió más.
Inicialmente, el viaje a Estados Unidos del preadolescente, quien estaba por empezar sus estudios de secundaria en el Colegio San Sebastián, del barrio capitalino del mismo nombre, estaba previsto para el martes, pero el vuelo no llegó por motivos de fuerza mayor, indicó la hermana de Denis René.
Accidente doméstico
Miurel Espinoza relató que su hermanito, quien era el hijo número 14 de 15 que ha procreado su padre, Orlando Espinoza Martínez, con diferentes señoras, sufrió las quemaduras cuando le ayudaba a su progenitor a limpiar la bomba de gasolina del vehículo con el cual trabaja como taxista.
“Todo comenzó cuando al instalar la bomba de gasolina aparentemente se produjo un cortocircuito y saltó una chispa sobre el recipiente donde estaba el combustible conque habían lavado la bomba”, relató Miluer.
Como resultado de la explosión que produjo la chispa al caer sobre el recipiente donde estaba la gasolina, se produjo un pequeño incendio en el que también salió con quemaduras en la mano derecha Orlando Espinoza.
Aunque el niño vivía en el barrio San Sebastián, en Managua, en compañía de su padre y su hermana Miurel, éste recibió cristiana sepultura en el camposanto de la comunidad “Las Tablas”, jurisdicción de Cinco Pinos, Chinandega, por voluntad de su madre, agregó Miurel.