Sucesos

Breves judiciales


Batazos y machetazos en pleito vecinal
La juez suplente Tercero Penal de Audiencias, María Mercedes Rocha, admitió la acusación que la Fiscalía promovió en contra de Víctor Manuel Carranza y Francisco José Rojas Dávila por la supuesta autoría de los delitos de lesiones y daños en perjuicio de Jorge Luis Maltez y Carlos Alberto Rivas. Los imputados deberán comparecer ante la judicial el 29 de enero, para la audiencia inicial del juicio que enfrentarán bajo medidas alternas a la prisión.
Según la acusación que la fiscal Patricia Díaz promovió en contra de los acusados, los hechos ocurrieron el 20 de enero en Batahola Sur, cuando Jorge Luis estaba consumiendo licor con sus amigos, en la acera de su casa, y llegó el hoy acusado Víctor Manuel y empezó a agredirlo verbalmente, luego Francisco José le pasó un machete a éste para que matara a la víctima, a quien aparentemente le propinó varios filazos en la cabeza, los que tardarán en sanar y dejarán secuelas estéticas visibles. Carlos Alberto quiso defender a Jorge Luis con un bate de aluminio, pero Francisco José se lo quitó y “le aporreó” la cabeza y la espalda. Después, según la acusación, Víctor Manuel macheteó el vehículo de Jorge Luis Maltez, ocasionando daños por el orden de los 18 mil córdobas.

A juicio por maltratar a su madre
María Isabel López, de 46 años, y sus hijas, Carla e Iveth Borge López, fueron remitidas a juicio oral y público para que respondan por la presunta autoría del delito de lesiones psicológicas en perjuicio de su madre y abuela respectivamente, Jacinta Elena Torres, de 68 años. La juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, programó el juicio para el 27 de abril de este año. Mientras llega esa fecha, las señaladas tendrán que firmar ficha de control de procesadas y buscar donde ir a vivir, porque la autoridad les ordenó abandonar la casa donde desde hace 35 años vivieron posando en el barrio San Luis. Valga decir que esa propiedad es la que ahora las tiene en problemas, dado que la anciana denunció en la Fiscalía, después de que la Policía no le quiso tomar la denuncia, que desde el año 2004 su hija y sus nietas, a quienes da donde vivir, empezaron a maltratarla verbalmente, al punto de que supuestamente hasta le llegaron a decir que le iban a dar veneno “para que se fuera” de su propia casa, lo que finalmente la anciana tuvo que hacer, porque ya no soportaba el maltrato y temía por su vida. Ayer, durante la audiencia inicial con carácter preliminar, María Isabel López alegó que la casa era de ella, pero no mostró ningún documento que la avalara. Doña Jacinta sí tiene solvencia de la OOT donde aparece como dueña “del lote de la discordia”, el que casi cuesta la salud mental de la anciana, porque un dictamen dice que ésta necesita atención siquiátrica porque tiene lesión síquica grave, producto del infierno que ha vivido.