Sucesos

Víctima de “El Huracán” denuncia reiterada violencia


Ernesto García

Gilbert Alaniz Álvarez, de 27 años, alias “El Huracán”, pretendió reeditar la pasión de Cristo en el frágil cuerpo de su mujer, Johana del Socorro González Ruiz, al lacerarla con el cable de una extensión eléctrica.
Para quienes han visto la película “La Pasión de Cristo”, del actor estadounidense Mel Gibson, el cuerpo de Johana del Socorro quedó en condiciones parecidas al del artista en el momento cumbre del filme.
Paradójicamente, la brutal flagelación a la que fue sometida la joven madre de dos hijos tuvo como escenario el barrio “Los Novios”, en el empalme de San Benito, jurisdicción de Tipitapa.
Johana del Socorro dijo que su cónyuge y verdugo la golpeó de manera salvaje la mañana del sábado, cuando ella cometió el “pecado” de pedirle dinero para hacer las compras del desayuno.
Crucificada de pies a cabeza
Las huellas de la flagelación a la que fue sometida Johana del Socorro son visibles en el rostro, donde sobresale un “latigazo” en el párpado del ojo derecho.
La mujer, de origen campesino, también presenta varias lesiones en el brazo y antebrazo izquierdos, al igual que en la espalda y piernas, a consecuencia de los “cuerazos” que le propinó su marido, “El Huracán”.
Una de las laceraciones más graves que se observan en el debilitado cuerpo de Johana del Socorro está en costado izquierdo, muy cerca de la cintura, donde tiene desgarrada la piel, lo que le dejará una cicatriz en forma de estrella.
Preguntada Johana del Socorro --quien para dar de comer a sus dos hijos, de cuatro y siete años, trabaja lavando y planchando en San Benito-- sobre el porqué de tanta violencia por parte de su marido, ésta culpó a una cantinera a quien sólo conoce como “Karla”.
Según la flagelada, “la Karla”, con quien “El Huracán” presuntamente tiene una relación extramarital, le ha dicho al hombre que ella le es infiel con un chavalo de 16 años, que es primo del energúmeno que tiene por marido.
“Lo que pasa que esa mujer (Karla) le ha dicho a mi marido que yo ‘se la pego’ con su primo, un chavalo de 16 años”, relató en voz baja la mujer.
Vecinas que la acompañaron hasta la delegación policial de Tipitapa, relataron que ésta no es la primera vez que “El Huracán” --quien trabaja en una arenera en San Benito-- golpea de esa manera a Johana, porque en otras ocasiones hasta le ha cerrado los dos ojos a trompones.
“El Huracán”, como es conocido este hombre en San Benito, anda huyendo desde la tarde del sábado, cuando alguien le avisó que Johana del Socorro denunció lo sucedido en la delegación policial de Tipitapa.