Sucesos

Estafa masiva con becas para estudiar inglés


Máximo Rugama

ESTELÍ
La Policía esteliana profundiza en las investigaciones para esclarecer una estafa masiva en la que los autores son varios individuos que se dedican a ofrecer becas para estudiar inglés, a cambio de sumas de dinero, sin que nunca más vuelvan a aparecer.
Una de las personas afectadas es la ciudadana Cándida Miriam Morán, quien reside en un barrio de Estelí y aseguró en la denuncia presentada ante las autoridades, que a su casa se hizo presente el sujeto Bismarck Chavarría, quien le prometió que por ochocientos córdobas tendría una beca para estudiar inglés y computación durante un año.
El presunto promotor de la llamada Academy International School de Nicaragua se hacía acompañar de dos jóvenes, quienes decían a las personas afectadas que eran estudiantes de tal entidad. Al parecer, un maestro de la supuesta academia sólo impartió clases un día en un reconocido centro escolar de esta ciudad y luego, tanto los promotores como el director y los docentes desaparecieron.
De acuerdo con denuncias de varios afectados, el pasado 29 de diciembre los presuntos estafadores se presentaron y les aseguraron que a más tardar el quince de enero comenzarían las clases, pero es la fecha y no hay señales del tal curso ni nadie que dé la cara.
Ahora, varios afectados no encuentran la forma de cómo recuperar su dinero, por lo que atendiendo la denuncia presentada por los perjudicados, las autoridades policiales incautaron en un local 35 recibos con original y copia, membretados y con la leyenda “Academy Internacional School Nicaragua”.
La Policía esteliana logró confirmar que los estafadores imprimían los recibos con un supuesto número de registro y permiso de operaciones extendido por las autoridades del Instituto Nacional Tecnológico, Inatec, correspondiente al 98-280-424, que aparentemente no existe.
Según los afectados, ellos estaban convencidos de que la “Academia” tenía sucursales en varias ciudades del país, como Masaya, Managua, León, Rivas y Ocotal. También se conoció que la Policía les ocupó una videocinta en la que aparecen unas personas impartiendo clases, así como otros materiales, entre éstos unas hojas de matrícula y más.