Sucesos

Sin esclarecer muerte de joven atrozmente asesinado

* Sus verdugos le propinaron más de veinte puñaladas, y luego le dejaron caer una roca en la cabeza

Máximo Rugama

LA TRINIDAD, ESTELÍ
La muerte atroz de Arlen Alexander Alvarado Laguna, de 19 años, a quienes sus verdugos le propinaron más de veinte puñaladas y luego le dejaron caer una enorme roca en la cabeza, que le destrozó parte del cráneo, es investigada por especialistas de la Policía esteliana.
Según la Policía, el cuerpo del joven originario de la comunidad San Francisco fue encontrado por pobladores a dos kilómetros del sector donde residía.
Debido a las evidentes huellas de violencia que registraba el cuerpo de Alvarado Laguna, las autoridades sostienen que se trató de un asesinato atroz y que el móvil pudo ser el robo, ya que aparentemente hubo quienes lo observaron que llevaba más de diez mil córdobas en su bolsillo.
El subcomisionado Roberto José Gómez Laínez, jefe de la Secretaría de la Policía en el departamento de Estelí, destacó que los especialistas de la institución trabajan arduamente para dar con la identidad de los autores de este espantoso hecho.
Alvarado Laguna había salido de su casa el nueve de enero y fue hasta el día siguiente que encontraron su cadáver en estado de descomposición, por lo que las autoridades sospechan que los criminales acabaron con la vida del muchacho en horas de la noche.

Actuaron con sadismo
La Policía esteliana no había capturado a ningún sospechoso de haber cometido este delito atroz. Un equipo especial de investigadores se encuentra trabajando en las averiguaciones en el municipio de La Trinidad.
Al despejar poco a poco este caso, las autoridades policiales sospechan que no sólo es una persona la involucrada en el asesinato del muchacho campesino, sino que hay más de dos.
También quedó claro que con la acción criminal de intentar destrozarle la cabeza a Alvarado, los asesinos actuaron con sadismo y con evidentes intenciones de que las autoridades no identificaran el cuerpo para que todo quedara en la impunidad. La Policía esteliana asumió el compromiso de esclarecer este crimen y llevar a la cárcel a los autores de tan horrenda muerte.
Mientras el cadáver del muchacho asesinado era sepultado en su lugar de origen, sus familiares clamaron para que los criminales no queden en la impunidad.

Bicicleta no aparece
El padre del jovencito Eulogio Alvarado Aguirre había reportado a su muchacho como desaparecido. Alvarado salió de casa con diez mil córdobas en sus bolsillos ya que compraría un material para elaborar bolsos, hamacas y otros objetos de nylon, pues era miembro de un taller de artesanos de la comunidad San Francisco.
Su progenitor recuerda que el joven salió en su bicicleta para realizar unas diligencias, pero no volvió. Sin embargo, la bicicleta no aparece por ningún lado.
Sus familiares reconocieron el cadáver por la vestimenta que andaba el muchacho, un short azul y una camiseta blanca. El cuerpo sin vida del jovencito fue encontrado en un sitio inhóspito de una finca propiedad de Francisco Laguna González y distante dos mil metros de la casa de los padres del infortunado.
Supuestamente, un sujeto le dijo que se presentara a un lugar a realizar una transacción, pero era para quitarle la vida. La Policía esteliana sigue “atando cabos” sobre este caso.