Sucesos

Policía localiza vehículo que arrolló a niño ciclista

* Menor sufrió politraumatismo severo y presenta coágulos en el cerebro

Con politraumatismo severo resultó el ciclista Carlos José Bustamante Granados, de 14 años, cuando fue arrollado por un automóvil en el kilómetro 92 de la carretera Managua-Río Blanco, frente a la quinta “Aurita”, en Boaco.
El capitán Antonio Picado, jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía, informó que las investigaciones determinaron que el atropello ocurrió cuando Carlos José conducía su bicicleta con dirección de Boaco hacia La Subasta, y viró hacia el carril izquierdo para dirigirse a los Pozos de San Nicolás.
En ese momento circulaba el vehículo Kia, verde, placas T 18620, conducido por Miguel Ángel García González, de 45 años, quien viajaba en la misma dirección de oeste a este, cuando catapultó al ciclista.
El conductor del automóvil se dio a la fuga y el niño fue trasladado al Hospital “José Nieborowsky”, de Boaco, y luego remitido al Hospital “Lenín Fonseca”, de Managua, donde convalece.
El capitán Picado expresó que a la una de la tarde del miércoles el carro Kia fue encontrado en un taller de enderezado y pinturas, donde observaron que el automóvil estaba totalmente enmasillado en el bumper y una puerta, y tenía reventado el vidrio retrovisor y un foco delantero.
Liz Idalia Granados, madre del menor, quien espera angustiada en el albergue del Hospital “Lenín Fonseca” alguna noticia de los médicos sobre el estado de salud de su vástago, dijo que éste tiene inflamado el cráneo y aparentemente sufre de coágulos de sangre en la cabeza.
“Los médicos dicen que la mejoría del niño va depender del proceso de desinflamación del cerebro con el medicamento que le están aplicando cada cuatro horas”, relató Liz Idalia Granados.
Por lo delicado de las lesiones, el niño permanece ingresado en la Sala de Cuidados Intermedios del Hospital “Lenín Fonseca”, bajo monitoreo constante de los galenos.
Aunque la Policía afirmó que Miguel Ángel García González es quien conducía el automotor al momento de la tragedia, doña Liz Granados asegura que éste está encubriendo a otra persona, quien probablemente podría ser el chofer cadete del taxi, cuyo nombre dijo desconocer.