Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Doble juicio para falsos taxistas
Yasset Talva Chavarría Rizo, de 23 años, y José Tomás Herrera González, de 25, tienen dos juicios pendientes por robo con intimidación en el Juzgado Segundo Penal de Juicio, el último de ellos ocurrió el 24 de octubre de 2006, cerca de la Mansión Teodolinda, después de que la periodista Elieth Isabel Sandino abordó el taxi que el primer acusado conducía. El fiscal auxiliar Penal Juan Canelo, informó este jueves que la juez admitió todas las pruebas que ofrecieron para ir a juicio, les decretó nuevamente la prisión a los acusados y programó la vista para el 15 de febrero, lo que quiere decir que los abogados de los acusados tendrán 34 días para preparar la defensa de los imputados, que tienen otro juicio por otro atraco que habrían cometido un mes después de que aparentemente asaltaran a Sandino, quien denunció que el día del robo, José Tomás se le lanzó al asiento trasero para golpearla junto a Yasset. Después, José Thomas aparentemente le colocó un cuchillo en el tórax para despojarla de joyas y un reloj Citizen, todo ello valorado en 3,150 córdobas. De igual forma la despojaron de su cartera en la que cargaba entre otras cosas, de dos tarjetas de débito, una para comprar en Price Smart, 69 bonos para comer pizza gratis, valorados cada uno en 100 córdobas; cien dólares y 19 mil diez córdobas en efectivo; y un par de zapatos de tacón, para un monto total de 30 mil 860 córdobas.

Frustra violación a mordiscos
Sergio Antonio Castaño García, de 20 años, enfrentará este siete de marzo juicio oral y público por la supuesta autoría de violación frustrada en perjuicio de una niña de doce años que vive en el barrio Grenada. La pequeña, el 28 de diciembre se dirigía a su vivienda, pero al pasar por el barrio “Olof Palme”, presuntamente fue interceptada por el acusado, quien le tapó la boca con un trapo y la llevó a un predio baldío, ubicado cerca de “La Finquita”, con aparentes intenciones de abusarla sexualmente. Pero como la víctima mordió la mano de su supuesto victimario, logró escapar y gritar. Sus gritos fueron escuchados por una vecina del lugar, que dio la voz de alerta para que el supuesto “moclín” fuese capturado y llevado ante la juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, quien le decretó la prisión ayer. Según revela el expediente 0007-07, el dictamen médico indica que la menor tiene una reacción ansiosa producto de la estresante situación que vivió.