Sucesos

Abogado se vuelca y muere ahogado

* Reconocido profesional del Derecho en Siuna fue “tragado” por poza, al quedar prensado entre el timón y la carrocería

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
El licor, la velocidad y la imprudencia son las causas por las cuales una camioneta cerrada con tres ocupantes se volcó y cayó en una poza de agua, en la cual Donald Bismarck Ríos Espinoza, de 39 años, pereció por sumersión, al quedar prensado entre el timón y la carrocería del vehículo en que se desplazaban.
El trágico accidente ocurrió a las once de la noche del diez de enero, en el puente “El Zopilote”, en la comunidad del mismo nombre, en el municipio de Rosita, Región Autónoma del Atlántico Norte.
El infortunado, un reconocido abogado en el municipio de Siuna, en compañía de sus empleados, Erick Centeno Tenorio y José Armando Centeno Zamora, se dirigían del municipio de Bonanza a Rosita, cuando se suscitó el fatal accidente de tránsito.
Los dos acompañantes resultaron golpeados, pero están fuera de peligro. La camioneta gris, placas LE 03625, se encuentra seriamente averiada en las instalaciones de la Policía de Rosita, tras ser sacada de la poza. Dicho vehículo pertenecía a la víctima.
El informe policial relata que el infortunado, Donald Bismarck Ríos Espinoza, conducía a alta velocidad y en estado de ebriedad, por lo que no calculó el ancho del puente y antes de llegar frenó de forma súbita, provocando que la camioneta se volcara y diera unas cuatro vueltas, hasta caer con las llantas hacia arriba en el mencionado río y exactamente en la poza que los veraneantes de Rosita usan para combatir el calor.

Fatal cambio de conductor
Inicialmente, quien manejaba la camioneta era José Armando Centeno Zamora, pero en Españolina, una comunidad mayangna, entre Bonanza y Rosita, después de orinar, Donald Bismarck decidió conducir, porque el chofer lo hacía lento.
A partir que la víctima tomó el control del volante, aumentó la velocidad, pero también el peligro por la ingesta del licor, en ocasión de la celebración del traspaso presidencial.
Esa imprudencia le costó la vida al profesional del Derecho, que resultó con politraumatismo generalizado, y debido a que quedó prensado, se ahogó, ya que del tórax hacia arriba lo cubrían las cristalinas aguas.
Los acompañantes no habían tomado mucho licor, por lo que tuvieron mejor suerte y tras salir del vehículo, intentaron rescatar a Donald Bismarck, pero los intentos fueron en vano, ya que se requería de una cortadora metálica para desprender la puerta, el timón y parte de la carrocería y la cubierta.
El cuerpo de la víctima, ayer por la mañana, fue trasladado a Nueva Guinea, de donde era originario y en donde se encuentran sus padres y demás familiares.