Sucesos

Ladrones “despistados”

* Jóvenes realizaron un robo, sin tomar en cuenta que la capital está militarizada y que su captura era fácil

Ernesto García

Dos presuntos delincuentes, que aparentemente ignoran que Managua está bajo el control de la Policía y el Ejército, pagaron cara su osadía de robar a un repartidor de pollos en el barrio San Judas.
Los dos tipos fueron capturados por agentes policiales en el mercado de ese barrio, cuando apenas habían logrado correr pocas cuadras del lugar donde realizaron el robo.
El ensayo de atraco tuvo como escenario, de la sucursal de Enitel, una cuadra al oeste y cinco y media al sur.
Los supuestos cacos, cuya captura se facilitó por el cordón de seguridad existente en la ciudad, son Ericsson Antonio Larios Castillo, de 18 años, alias “Califa”, y su compinche, Aunner Francisco Hernández Castro, de la misma edad.

“Califa”, buscado por otros hechos
El capitán César Bonilla, primer oficial de Auxilio Judicial del Distrito Tres, dijo que en el caso de “Califa”, este sujeto estaba siendo buscado por la presunta autoría de otros delitos, como robo con intimidación y lesiones.
“El ‘Califa’ es un tipo que operaba principalmente en la zona de la terminal de la ruta 105”, señaló el capitán Bonilla. La terminal de esa ruta se localiza en el barrio Loma Linda, también conocido como “Camilo Ortega”.
Al momento de la detención, a Larios y a Hernández la Policía les ocupó dos pistolas, una Makarov y una Tulatukarev, conocida como TT. La Makarov es la que utilizaba Larios para intimidar a sus víctimas, subrayó el capitán Bonilla.
El robo frustrado de estos dos tipos y su posterior captura es uno de los pocos hechos delictivos reportados por la Policía en la capital durante los últimos dos días, en la víspera del traspaso del mando presidencial.