Sucesos

Quinceañera renunció a la vida

* Para ahorcarse mandó a su hermanita a comprar un cordel

Leoncio Vanegas

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Milbia Creseth Lumbí, de 15 años, tomó la fatal determinación de quitarse la vida, el mediodía del jueves último, en el barrio Nuevo Amanecer, uno de los más pobres de esta ciudad.
Para cumplir su nefasta idea, que desde hacía algunos días venía anunciando en voz alta, mandó a una hermanita a comprar un cordel. Una vez que lo tuvo en sus manos, sacó a los niños al patio de la casa.
Cuando los pequeños volvieron al interior de la humilde vivienda, la adolescente pendía de la soga, atada a una de las vigas que cruzan el techo del cuarto donde dormía.
La capitana Carmen Rocha, encargada de la Oficina de la Comisaría de la Mujer en la Policía, se personó con agentes de la Dirección de Auxilio Judicial para investigar las causas que llevaron a la jovencita a suicidarse.
Padres, platiquen con sus hijos adolescentes
Indicó que investigan estos casos, por si detrás de las causas hay factores criminales, como maltrato físico o sicológico. “Hicimos las primeras pesquisas y nos damos cuenta que la muchacha vivía bien (en términos emocionales). Vamos a hablar con amigos y vecinos para saber si hay otro elemento que le motivó esa decisión”, resaltó la capitana Rocha
Milbia solía cuidar a sus hermanitos más pequeños mientras su madre iba a “buscar el pan de cada día”.
Un chavalo del barrio, al ser preguntado sobre si la muchacha era visitada por algún foráneo, dijo que había un muchacho que llegaba, aparentemente, en calidad de novio.
Rocha, que también es sicóloga, hizo un llamado a los padres de familia a mantenerse comunicados con sus hijos, sobre todo cuando son adolescentes, porque es una edad difícil. “Más cuando hay novios o novias, que platiquen con sus hijos para saber qué está pasando”, recomendó.