Sucesos

Disparo accidental y un vigilante herido


Orlando Barrios

El vigilante Luis Martínez García se encuentra con pronóstico reservado en Cirugía de Varones del Hospital “Roberto Calderón”, supuestamente después de dispararse de manera accidental en el abdomen. En el trayecto, la bala dañó órganos vitales.
Según doña Aurora Pérez, tía del muchacho, el incidente ocurrió en horas de la tarde del domingo, de donde fue el Sandys de carretera a Masaya, una cuadra al este, y lo único que sabe es que su sobrino se encontraba con su compañero de trabajo, Rudy Martínez Wlado, de 22 años.
“Me dijeron que estaban jugando con las armas y un disparo impactó en Luis, quien cayó desmayado”, reveló doña Aurora, cuando se encontraba a la espera que algún delegado de la empresa para la cual labora su sobrino se presentara al hospital para arreglar su traslado al Hospital “Alejandro Dávila Bolaños”, donde recibe atención como asegurado.
Por su parte, el inspector Francisco Paguaga, primer oficial de delitos contra las personas del Distrito Cinco, informó que Rudy manipulaba el arma cuando se disparó de manera accidental. El muchacho se encuentra detenido en una celda preventiva, pero las familias de los implicados tratan de llegar a un arreglo. El expediente pasará a la Fiscalía para que determinen si existen méritos para acusarlo ante las autoridades judiciales.