Sucesos

Pena máxima para “amante” de la felación


Lizbeth García

Un total de 7,300 días deberá permanecer a la sombra Danilo José Gómez Hernández o Giovanni Flores Guerrero, de 21 años, para pagar el delito que cometió al violar a una universitaria de 19 años, a quien obligó a practicarle sexo oral y a tragarse el líquido seminal. El único consuelo que tiene Gómez Hernández es que cuando salga de la cárcel, el cuatro de agosto de 2026, después de haber cumplido con la pena máxima de 20 años que existe para los que comenten el delito de violación, aún estará joven, porque habrá cumplido 41 años.
El juez suplente Cuarto Penal de Juicio consideró que no podía otorgarle a Danilo José la pena mínima de 15 años de cárcel que para él solicitó su defensa, Oscar Miranda Lindo, porque sólo tenía un atenuante, conducta anteriormente buena, pero poseía cinco agravantes.
Y es que quedó acreditado en juicio que Danilo José interceptó a su víctima en la vía pública, pero para violarla se la llevó a un predio baldío. Además, intimidó a su víctima con un arma blanca, lo que anuló cualquier posibilidad de defensa por parte de la universitaria. Por si fuese eso poco, el acusado denigró a la dama porque pese a que ya se había apoderado de todas sus pertenencias, la obligó a practicarle la felación o sexo oral.
Finalmente el juez dijo que se considera también como agravante la lesión síquica grave que la víctima sufrió como consecuencia de la violación de la que fue blanco en junio de este año, cuando salió de su casa, ubicada en Unidad de Propósitos, para ir a la Upoli, pero fue interceptada por el acusado en la parada de buses “Las Maceteras” para pedirle un córdoba.
La joven le dijo a Gómez que no andaba dinero, pero éste la amenazó con un cuchillo que portaba en la cintura y la obligó a entregarle un par de chapas de oro, un anillo, 150 córdobas, el pasaje del bus, su bolso, un monedero con 22 córdobas, un anillo de plata y sus documentos.