Sucesos

Sórdido crimen entre amigos


Róger Olivas

CHINANDEGA
A causa de una certera puñalada en el estómago murió Eduardo Enrique Palacios Andino, de 25 años, a manos de su amigo, Noel Antonio Ney Ríos, de 20, conocido como “El Negro”, aparentemente por el amor de una joven meretriz originaria del barrio El Coyolar, de León.
El crimen ocurrió frente al bar “El Gorrioncito”, de la Colonia “Roberto González”, de esta ciudad, a las once y media de la noche del domingo, en la vivienda del victimario.
La subcomisionada Gloria Aguirre, vocera policial en Chinandega, relató que a las ocho de la noche, Yessenia del Carmen González Pantoja, de 19 años, en compañía de una adolescente de 16 años llegó a la vivienda de Ney Ríos a hacer una visita.
El propietario de la casa estaba en compañía de Eduardo Enrique y otro amigo, todos tomando licor en completa armonía, hasta la llegada de González Pantoja.
Según datos ofrecidos por la madre de la víctima, el joven Palacios Andino tenía cuatro años de hacer vida marital con Yessenia, a quien conoció con sólo 15 años, cuando ambos se fueron a trabajar a Costa Rica.
Pero todo hace indicar que desde muy temprana edad, la joven González Pantoja ejercía la prostitución, lo cual era del pleno conocimiento de su cónyuge. Aun así, Eduardo Enrique reaccionó molesto y celoso ante la presencia de quien consideraba su mujer, en la casa de su amigo.
En medio de su malestar, Eduardo Enrique propinó una golpiza a Yessenia y ésta optó por retirarse a ingerir cervezas con su amiga adolescente. Tres horas después, ambas jóvenes regresaron en estado de ebriedad a la casa de Noel Antonio.
La joven hizo una llamada al celular de Eduardo y le informó que de nuevo estaba en casa de Noel Antonio, por lo que le pidió que la llegara a buscar. Sin embargo, el propietario de la vivienda cerró sus puertas con las muchachas adentro, y cuando llegó Eduardo se resistió a abrir.
Entonces Ney Ríos tomó un cuchillo “de carnicero” que encontró a su alcance para enfrentar al que hasta ese día había sido su buen amigo. Ante la agresión, Eduardo levantó una bicicleta a manera de escudo, con tan mala suerte que la hoja afilada del arma blanca pasó entre los rayos de una de las ruedas y le alcanzó el abdomen.
Las dos jovencitas socorrieron al herido y lo trasladaron al cercano Hospital España, donde éste murió pocos minutos después de su ingreso, mientras el autor de la estocada huía por la ribera del río Acome y aún no ha sido capturado.
La Policía de Chinandega incautó en la escena del crimen tres celulares y el cuchillo e inició las investigaciones.
En su denuncia, la madre del fallecido pide justicia y expresa sus dudas acerca de su nuera, pues a su parecer, Yessenia le tendió una trampa a su hijo para que éste acudiera a una cita con su victimario. La denunciante aseguró que la joven también tenía relaciones amorosas con Noel Antonio.
La pareja no procreó hijos. Yessenia está retenida en calidad de sospechosa, no así su amiga, de 16 años, quien también es sexoservidora.