Sucesos

Invitación al vicio y crimen a cuchilladas


Ernesto García

El haber hecho caso a su “amiga de tragos”, María Rosa Polanco, para que la acompañara a comprar una media del guaro “Caballito”, le costó la vida a Juan Ramón Calderón Hernández, de 34 años.
Nubia Calderón, hermana de Juan Ramón, dijo que éste se levantó a eso de las dos y media de la madrugada del domingo para acompañar a María Rosa a comprar el licor en una cantina del barrio Vista Hermosa, en el municipio de Ciudad Sandino.
Margarita Téllez Hernández, madre del ayudante de albañilería que deja en la orfandad a tres niños, dijo que aunque no hay detenidos por el crimen de su vástago, ella culpa del mismo a la mujer antes mencionada, por haber llegado a sacar a su hijo de la casa.
“Maldita mujer, que vino a sacar a mi hijo de la casa sólo para que lo mataran”, repetía la atribulada madre, mientras era consolada por familiares y vecinos.
Después de la agresión a cuchilladas, Juan Ramón Calderón fue llevado aún con vida al Hospital “Lenín Fonseca” por socorristas de la Cruz Roja, quienes lo levantaron de un charco de lodo, pero éste murió minutos después de haber ingresado a ese centro asistencial.
Sospechan de “El Dientón”
La segunda jefa de la Policía en Ciudad Sandino, comisionada Cecilia Taleno, dijo que pese a no haber detenidos por el crimen de Calderón, uno de los principales sospechosos del mismo es un sujeto apodado “El Dientón”.
De acuerdo con las primeras investigaciones hechas por los investigadores de la Policía, la víctima estuvo tomando licor con sus victimarios hasta minutos antes de ser agredido mortalmente por razones aún desconocidas.