Sucesos

Boda termina en tragedia


Cuando le faltaban 300 metros para llegar a su casa después que entregó a su hija en el altar de Dios, el destino le jugó una mala pasada a Bayardo Isidro Pérez Morales, de 50 años, quien perdió la vida de forma instantánea en un accidente automovilístico.
La tragedia, que tiene conmovidos a los habitantes de la comarca “Las Sierritas de Santo Domingo”, sucedió a las tres y treinta minutos de la madrugada de ayer, cuando la camioneta Mazda, placas M 025 790, en que viajaba don Bayardo, fue colisionada por un vehículo Toyota placas 038-953.
Según investigaciones de la Policía y revelaciones de vecinos de la familia de don Bayardo indican que a la hora del fatal percance éste regresaba de la boda de su hija Brenda. “A la hora del accidente don Bayardo, quien viajaba en la tina de la camioneta, regresaba de dejar a unos invitados de Esquipulas --comarca vecina a las Sierritas--”, dijo un vecino de la familia doliente.
Las autoridades del Distrito Cinco informaron que el accidente se produjo cuando la camioneta, que circulaba de sur a norte, giró hacia el oeste a la altura del kilómetro 10 y medio de la carretera Managua-Masaya, y fue impactada por el vehículo Toyota que se movilizaba en sentido contrario, pero sobre el carril izquierdo.
Los nombres de los conductores no fueron revelados por las autoridades de Tránsito, quienes únicamente se limitaron a decir que el chofer del Toyota permanece bajo arresto domiciliar.
Otra víctima en la carretera a Masaya
Casi una hora antes que perdiera la vida de forma instantánea Bayardo Pérez Morales, en el kilómetro 11 y medio de la misma carretera una joven de aproximadamente 20 años fue embestida por una camioneta cuyo conductor se dio a la fuga.
La joven, quien expiró minutos después de haber ingresado al Hospital “Roberto Calderón”, vestía de falda jeans azul, blusa roja y calcetines blancos.
Hasta el cierre de nuestra edición la joven permanecía sin ser identificada en la morgue del Instituto de Medicina Legal.