Sucesos

Atracos son cosa de nunca acabar


Máximo Rugama

ESTELÍ
Los robos con fuerza son un mal de nunca acabar en Estelí. Según las autoridades policiales, los ladrones cometen tales acciones porque las familias dejan sus casas solas durante varias horas y sin las medidas de seguridad adecuadas.
No obstante, en el barrio “Oscar Benavides”, ubicado en la zona central, fueron detenidos Maritza Alejandra Pavón López y Zacarías Urrutia Centeno, de 27 años, luego que sustrajeran un televisor de la vivienda de la ciudadana Cándida Rosa Lazo.