Sucesos

Capturan al “látigo” de los taxistas chinandeganos

* Es una mujer que hábilmente los convencía de hacerles viajes, les prestaba dinero y luego se les perdía en mercados o terminales

Róger Olivas

CHINANDEGA
Tras las rejas se encuentra Juana Pastora Morales Ruiz, de 38 años, originaria del Reparto “Emir Cabezas”, de León, con domicilio en Chichigalpa, acusada de estafa por quince taxistas de Chinandega.
El comisionado Danilo Rivera Chévez, segundo jefe departamental de la Policía, confirmó a EL NUEVO DIARIO que de acuerdo con las denuncias, la mujer contrataba a los taxistas para viajes a la ciudad metropolitana, y en el trayecto les decía que llevaba billetes de quinientos córdobas y diferentes denominaciones de dólares.
Agregó el oficial que la timadora convencía a los choferes para que le prestaran altas sumas de dinero, y al llegar, con artimañas se les desaparecía en la terminal de buses y mercados.
El jefe policial aseguró que recientemente la detuvieron por una estafa en esta ciudad, pero fue excarcelada por vencimiento de término en las investigaciones. Confirmó que Morales Ruiz fue remitida el jueves a la orden del Ministerio Público y Juzgado de Audiencias de Chinandega.
Dos taxistas estafados capturaron a la tramposa, cuando tranquilamente bajaba de un interlocal procedente de la ciudad de León, y la trasladaron a las celdas preventivas de la Policía departamental.
“Ella aceptó el delito y nos propuso un arreglo para devolvernos el dinero, pero no le creemos, es reincidente y exigimos castigo ejemplar”, expresaron los automovilistas.
Por su lado, otro taxista conocido como Napoleón, relató a EL NUEVO DIARIO que Juana Pastora lo contrató para un viaje expreso a León, y cuando llegaron al destino, le prestó 500 córdobas, los cuales le prometió pagar junto al costo del recorrido, cuando cambiara unos dólares.
Agregó que al llegar a un mercado de León, la mujer se bajó a buscar un cambista, y a los cinco minutos él la buscó, pero ya no la encontró por ningún lado, por lo que interpuso denuncia ante la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ-Chinandega.
No quiere estar presa
Juana Pastora Morales Ruiz manifestó que nadie es perfecto en la vida, por lo que admitió el delito, y se comprometió a pagar el dinero que robó a los taxistas.
“No hago nada con estar detenida, quiero un arreglo”, insistió la mujer, quien en otras épocas cumplió condena en el Sistema Penitenciario Regional de Occidente, por múltiples estafas.
Los afectados, que interpusieron denuncia ante la DAJ-Chinandega, exigen aplicación de la justicia para frenar a esta timadora.