Sucesos

La muerte de un joven ejemplar

* Deporte costeño y familia, de luto por tan irreparable pérdida * Con él, son tres los jóvenes caribeños que han sido asesinados en la capital * Era el único varón entre los cuatro hijos de un respetado matrimonio de Puerto Cabezas

Fermín López

Carlos Alberto Ramírez Howard era un joven sano, deportista, que llegó a competir en la Liga de Béisbol de la Costa Caribe, y que en busca de superación llegó a Managua para estudiar en una universidad. Una noche, y en un aparente hecho suscitado por el robo de su celular, este muchacho ejemplar perdió la vida

PUERTO CABEZAS, RAAN -La población porteña, la comunidad deportiva y la familia Ramírez Howard aún sienten el dolor por la muerte de Carlos Alberto Ramírez, quien fue ultimado de cuatro balazos por hombres que se movilizaban a bordo de motocicletas el pasado 15 de septiembre frente a su casa, situada en un barrio residencial de Managua.
Carlos Alberto es el tercer joven de Bilwi, o Puerto Cabezas, que es asesinado en Managua mientras estudiaba en la universidad. Sólo este último caso ha sido esclarecido, aunque a medias, según considera Julio Rappaccioli, tío de “Chalito”, a como era conocido el joven en esta ciudad.

Trayectoria deportiva
La muerte de este joven, además de enlutar a su familia, también ha vestido de luto al béisbol regional, debido a que Carlos Alberto, desde muy temprana edad, se destacó en esa disciplina deportiva y tuvo el privilegio de representar a la selección de Puerto Cabezas Mayor “A” en varias ocasiones.
A sus 15 años “Chalito” incursionó en el béisbol Mayor “A”, teniendo el honor de representar a la selección de Puerto Cabezas en la Serie del Atlántico, en el municipio de Laguna de Perlas, de donde regresó con el trofeo de campeones.
Por si fuera poco, con este mismo equipo participó en el Campeonato Nacional Mayor “A”, donde a pesar de su edad, “Chalito” sobresalió como uno de los mejores jugadores menores. En esa ocasión también fueron campeones.

Distinguido por gobierno regional
Debido a su disciplina y abnegada entrega al deporte y su conducta social ejemplar, en 2003, a sus 16 años, el Consejo Regional Autónomo, en su calidad de máxima autoridad regional, le hace entrega del máximo reconocimiento que puede recibir un ciudadano costeño, como es la Medalla de la Autonomía.
Cabe señalar que ésta es una medalla que desde que fue creada muy pocas personas han sido merecedoras de recibirla, ya que es considerada un privilegio muy alto.
Carlos Alberto Ramírez Howard nació en Puerto Cabezas, el 24 de septiembre de 1986. El único varón entre cuatro hijos del matrimonio formado por Carlos Alberto Ramírez y Brenda Howard. Unas mil personas aproximadamente acompañaron el cortejo fúnebre el día de su entierro. Jóvenes adultos y niños lloraban, ya que era difícil creer que era cierto que “Chalito” había muerto.
Es por eso que la población porteña, encabezada por la familia doliente, pide a las autoridades judiciales de Managua que apliquen todo el peso de la ley a los culpables que privaron de la vida a este joven, considerado un valor y orgullo costeño.

Dedican torneo de béisbol a “Chalito”
Es así que el pasado sábado 14 de octubre, cuando se inauguró el Campeonato Local Mayor “A” de Béisbol en Puerto Cabezas, los organizadores decidieron dedicarlo a la memoria de Carlos Alberto Ramírez Howard y Leonel Aguirre, dos peloteros destacados de la localidad, quienes murieron recientemente de forma trágica. Leonel Aguirre en la reciente serie jugó con el equipo de Siuna, y también fue asesinado, pero en Mulukukú, cuando salía de su centro de trabajo.
La primera pelota fue lanzada por Julia Ramírez, quien sin poder ocultar su dolor rompió en llanto al ver a los jóvenes que fueron compañeros de su hermano lucir el uniforme de su equipo favorito, “Los Marineros”. “Chalito”, al momento de perder la vida, estaba a ocho días de cumplir sus 20 años, y fue víctima de delincuentes que intentaron robarle el celular, una razón demasiado débil como para que una persona sea privada de la existencia.
Earl Bowie, pastor de la iglesia Verbo, en esta ciudad, consideró que lo más importante de “Chalito” no fue tanto el hecho de haber sobresalido en el deporte, sino su entrega desmedida al servicio de Dios, ya que a su edad ya colaboraba para que misioneros llevaran la palabra de Dios a Europa y África; “él era un siervo de Dios”, aseguró el reverendo Bowie.

Policía empeñada en esclarecer crimen

Ernesto García

El subcomisionado Ezequiel Ellis Rubio no terminaba de acomodarse en su cargo como jefe de Auxilio Judicial del Distrito Dos de Policía cuando le fue encomendado por sus superiores esclarecer lo más pronto posible el crimen del joven universitario Carlos Ramírez Howard.
El crimen que estremeció a los pobladores de Linda Vista Norte, en plena Fiestas Patrias, hizo que la Policía del Distrito Dos dispusiera de sus mejores detectives para esclarecerlo y dar con el paradero de los matones.
Para capturar a los delincuentes durante un mes agentes de diversas especialidades de la Policía se dieron a la tarea de recopilar información en distintos barrios de la capital, hasta que hace una semana lograron la captura de los presuntos hechores del crimen.
“Durante el proceso de investigación tuvimos que tocar a tres grupos de sospechosos, hasta que dimos con los autores del homicidio”, manifestó visiblemente complacido el subcomisionado Ellis Rubio.
El jefe policial dijo que el grupo delincuencial que ultimó a Ramírez estaba integrado por cinco o seis sujetos, pero en el crimen únicamente participaron cuatro, por lo que todavía está pendiente la captura de uno de ellos.
Para lograr la captura de los autores de este crimen fue de vital importancia la colaboración de los familiares y vecinos de la víctima, quienes siempre estuvieron anuentes a colaborar, destacó Ellis Rubio.
Gracias a la colaboración de la comunidad es que su pudo hacer el reconocimiento físico de los autores del crimen que puso en alerta a los pobladores de esa zona residencial del occidente de Managua, reiteró el jefe policial.