Sucesos

Curandero en prisión por violación de menor


Lizbeth García

En prisión preventiva se encuentra el supuesto curandero Víctor Manuel Escobar, de 26 años, tras haber sido acusado por secuestro y violación de una “doncella” de 16 años, a quien presuntamente hizo suya sobre un colchón viejo y sucio en su casa.
La acusación que presentó la fiscal Evelin López no especifica si en realidad el acusado tenía algún poder mágico de sanación o no, pero lo que sí dice es que cuando la Policía inspeccionó la vivienda donde ocurrieron los hechos, en Ciudad Jardín, encontraron una carta de Víctor Manuel para la jovencita junto a dos fotos de ella y una de él.
La juez suplente Sexto Penal de Audiencias, María José Aráuz, admitió la acusación, decretó la prisión para el acusado y programó la audiencia inicial del juicio para el 27 de octubre, día en que la Fiscalía deberá detallar las pruebas de cargo.
Por el momento la Fiscalía cuenta con el testimonio de la víctima, que refiere que el día de los hechos ella estaba en Masaya, en su casa, a eso de las siete de la noche, cuando llegó el acusado en un taxi y aprovechándose de la confianza que tenía con la familia, ya que se hacía pasar como curandero de enfermedades, le dijo a la joven que se fuera con él.
La joven no aceptó, pero éste habría dicho que él no “iba a gastar en balde y que no se iría (con el taxi) vacío”, y la tomó bruscamente, la montó al vehículo y se la llevó a Managua, a su casa, donde la desnudó y le abrió las piernas a la fuerza para abusarla.
Luego la habría amenazado con matarla a ella y su padre si revelaba lo ocurrido. Después salió de la casa y dejó a la doncella mancillada enllavada, pero la Policía que la estaba buscando por denuncia interpuesta el 17 de octubre, la encontró y se la llevó.
También la Fiscalía ofreció otros testigos, el colchón, la carta y las fotos que ocuparon, y el dictamen donde el forense Francisco Soza determinó que la niña tenía el himen desgarrado de reciente data por acceso carnal, pero sin lesiones en la horquilla vulvular y fosa navicular, y sin datos de embarazo o enfermedad venérea.