Sucesos

Asaltantes frustrados queman camioneta con carga de cigarros

* Como no pudieron llevarse el dinero de la caja de seguridad, delincuentes la incendiaron

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN -Dos proveedores de cigarrillos escaparon de morir atados cuando la camioneta en la que se desplazaban para comercializar el producto fue quemada casi en su totalidad por tres asaltantes que los interceptaron la tarde del lunes último cerca del puente Bambana, en la ciudad de Rosita, Región Autónoma del Atlántico Norte.
Rodolfo Zeledón Sobalvarro, de 42 años, y Marcos Rigoberto Sánchez, de 24, son los dos comercializadores de la Tabacalera Nicaragüense (Tanic), agencia de Matagalpa, a quienes los asaltantes amarraron inmediatamente después de que los interceptaron en el mencionado lugar, donde los introdujeron a un breñal y se apoderaron de la camioneta blanca, placas M 031-531, con un cajón fijado en la tina, en cuyo interior transportaban decenas de cajas de cigarrillos y una caja de seguridad soldada, en la que introducen el dinero obtenido de las ventas.
Las víctimas fueron abandonadas a su suerte cerca del río Bambana, mientras los tres malhechores se llevaron el automotor a unos 300 metros, sobre una trocha localizada al lado derecho de la vía Rosita-Siuna.
Fuego infructuoso con caja
Al tiempo que los comerciantes perjudicados se soltaban, los asaltantes le incendiaron a la camioneta con todo y cajas de cigarrillos, al parecer, porque no pudieron abrir la caja fuerte, ya que los intentos por lograr ese propósito se notan con los cortes de alambres alrededor del arca metálica.
Los proveedores de cigarrillos afectados salieron a la comunidad indígena de Fenicia, y con los comunitarios divisaron columnas de humo en dirección al sitio donde los delincuentes se desplazaron con el vehículo.
La Policía de Rosita fue informada del caso, pero cuando sus agentes llegaron al lugar del suceso ya no había nada que hacer, en vista de que las llamas devoraban la camioneta cigarrera, principalmente la cabina y el motor.
Las lenguas de fuego también se tragaban el cajón fijado en la tina, con la variedad de cajas de cigarrillos adentro, pero gracias al auxilio de los comunitarios se logró controlar las llamas, aunque fue poco el producto que se recuperó.
Cuando EL NUEVO DIARIO llegó al sitio, el automotor aún desprendía humo. Al lado se quemaban varias cajas de ese dañino producto y detrás había otro tanto de cigarrillos chamuscados. La caja de seguridad con dinero dentro aparentemente no sufrió daños mayores por el fuerte metal con que fue fabricada.
Los tres delincuentes perpetraron el robo con intimidación con un rifle calibre 22 y dos revólveres, con los que apuntaron de frente a las víctimas y en medio de la vía, para que se detuvieran. Andaban con capuchas negras, con las que se cubrieron el rostro; vestían con pantalón azul y camisas multicolor, y por la voz y comunicación entre ellos, se sabe que son jóvenes y pertenecen a la etnia mestiza.
Pistas
El comerciante Rodolfo Zeledón Sobalvarro dijo que los asaltantes los despojaron de unos mil 800 córdobas que andaban en los bolsillos para cubrir los gastos de hospedaje y alimentación. Aseguró que los cacos buscaban dinero, ya que uno de ellos preguntó al otro si sabía abrir cajas fuertes.
Luego que no pudieron abrirla y quemaron la camioneta con parte del producto, los asaltantes huyeron en dirección noroeste. Lo único que se sabía hasta ayer es que varios hombres de la ciudad andaban preguntando por la hora de salida y destino de los perjudicados, así como de los propietarios de una reconocida miscelánea en Rosita.
La Policía investiga el caso y trabaja sobre esta última pista. Los daños materiales ascienden a más de 20 mil dólares.