Sucesos

Capturan a súper estafador chinandegano

* Se hacía pasar por abogado, hijo de una ex magistrada, y obtuvo desde vehículos hasta computadoras y plantas eléctricas

Róger Olivas

CHINANDEGA -Un avispado sujeto, originario de esta ciudad, el cual se hacía pasar como abogado y notario público para estafar, fue capturado, por efectivos policiales al mando del comisionado Erick Javier Brenes Castro, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)-Chinandega, la madrugada de este jueves en su vivienda ubicada en la Colonia Ayapal. Se trata de Leonel Hernández Barrera, de 28 años, quien tiene en su contra 11 denuncias de parte pobladores de Chinandega y El Viejo, a quienes estafó despojándolos de mezcladoras, plantas eléctricas, computadoras y vehículos.
El comisionado Danilo Rivera Chévez, segundo jefe de la Policía de Chinandega, confirmó a EL NUEVO DIARIO que para cometer las fechorías este falso jurista argumentaba que era hijo de la doctora Zela de Porras, ex magistrada del Tribunal de Apelaciones de Occidente.
“Le dábamos seguimiento, teníamos tres órdenes de captura en su contra por casi una docena de estafas, y están apareciendo más denuncias”, afirmó el oficial, quien agregó que remitirán el expediente ante el Ministerio Público con al menos 20 denuncias.
El jefe policial aseguró que recuperaron en Managua el automóvil Nissan negro, placas M064-782, propiedad del chinandegano Trinidad García, el cual fue vendido ilegalmente por el estafador a un capitalino, y apareció en un autolote de la carretera sur.
Víctimas del falso abogado
José Dionisio Camacho, residente del barrio La Parroquia, de El Viejo, dijo que el estafador le ofreció 200 córdobas diarios por el alquiler de dos plantas eléctricas valoradas en ocho mil córdobas, las cuales fueron comercializadas por el delincuente en otra ciudad.
Por su lado, Gerardo Francisco Sáenz, habitante del barrio El Calvario, de Chinandega, aseguró que el antisocial se presentó a su vivienda y le dejó mil córdobas por el alquiler de dos mezcladoras y un motor eléctrico, que luego fueron vendidos a dos ciudadanos de esta ciudad. El afectado, con ayuda de efectivos policiales, recuperó sus artículos.
Wilber Antonio Wilson expresó que el estafador, con la complicidad de una mujer, se llevó abusivamente el taxi KIA, plateado, placas CH-144, propiedad de su esposa, Silvia Rostrán Domínguez, el cual aún no aparece por ningún lado, debido a que presuntamente este mismo sujeto lo vendió en la capital.