Sucesos

Mujeres, no permitan que las estafen


GRANADA -Un par de aretes, su bolso y un anillo de bachillerato valorado en dos mil córdobas perdió Tamara Quintanilla Sáenz, de 21 años, al ser estafada en la esquina de la Iglesia Xalteva por dos sujetos que desde hace semanas vienen operando en la ciudad de Granada.
La Policía sigue haciendo un llamado a la población, especialmente a las mujeres jóvenes, para que dejen de “prestarse al juego” de estos sujetos, que ofrecen dinero a cambio de que les hagan el favor de ir cambiar una mayor suma. La víctima, como suele suceder, deja sus pertenencias en garantía, las que desaparecen, al igual que los estafadores, quienes dejan bolsas negras rellenas de papel periódico o cajitas que simulan ser pepitas de oro, pero que en realidad son piedras.