Sucesos

¿Pagó con su vida la culpa de otro?

* Adolescente de 16 años era pandillero, pero según sus vecinos, no era agresivo y tampoco robó la bicicleta del victimario

Byron José Ramírez Parrales, de 16 años, falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Antonio Lenín Fonseca” a causa del disparo que recibió en el abdomen la madrugada de ayer.
El adolescente recibió el disparo luego que asistió a una fiesta en Mateare, donde se desató una balacera. Según versión de doña María Auxiliadora Juárez, pariente lejana de Byron, a pesar de pertenecer a un grupo juvenil, no era delincuente.
“Pertenecía a los ‘Perros Locos’, y dicen que fue --el homicida-- un muchacho que pensaba que él --Byron-- le había robado la bicicleta, 15 días atrás”, dijo Juárez.
Otra vecina, que omitió su nombre, corroboró dicha versión, y agregó que el muchacho que supuestamente disparó contra Byron es de apellido Soza, y en varias ocasiones le advirtió a la víctima que mejor le regresara la bicicleta.
“Es que ellos parece que tenían rencillas por la bicicleta; por más que Byron le dijera que no se la había robado, él --agresor-- siempre peleaba por la bici”, refirió la vecina.
Byron José Ramírez trabajaba en una finca, y según familiares, no tomada licor, siendo una verdadera lástima que a una persona tan joven le hayan truncado la vida como si nada.
Aviso a madre biológica
Doña Marina Molina, abuela y madre de crianza de Byron, pide que la Policía investigue y trate de esclarecer el caso lo más pronto posible. Asimismo, le informa a su hija, Griselda del Carmen Parrales Molina --mamá de Byron José--, en la Isla de Ometepe, que llegue a Mateare lo más pronto posible, para que asista al funeral de su vástago.
La Policía de Mateare investiga para esclarecer el crimen del adolescente, quien habitaba en el barrio “Casimiro Sotelo”, del Colegio “Gabriela Mistral”, una cuadra al sur, una cuadra arriba y media al sur, en el municipio de Mateare.