Sucesos

Un poeta en peligro ante furioso perro

* Artista que ama la naturaleza visitaba a unos amigos cuando se le cayó una moneda y ocurrió el ataque

Francisco Mendoza

MATAGALPA
El reconocido poeta matagalpino Felipe Sáenz, a quien le gusta el campo, por ser el lugar en el que convive en armonía con la naturaleza, escapó de las fauces de un furioso perro, el que por poco le destroza el rostro.
El artista de la pluma aseguró a EL NUEVO DIARIO que decidió salir a buscar un poco de contacto con la naturaleza, por lo que se dirigió a la comarca Palsila, carretera al departamento de Jinotega, la tierra que lo vio crecer, sin presentir que un perro le interrumpiría de forma violenta su canto poético.
Con la sangre corriéndole por una mejilla, Sáenz dijo que estaba en la casa de un amigo y que al meter la mano en la bolsa de su pantalón se le cayó el único córdoba que andaba, por lo que rápidamente se agachó para recogerlo, sin imaginar que un perro que estaba debajo de la mesa le mordería el rostro antes de que levantara el metal.
Los dueños de la casa entraron en defensa del poeta, logrando quitarle al perro, pero éste ya había impregnado sus colmillos en la cara del hombre.
En un gesto acorde con su filosofía, Sáenz perdonó al perro por lo que hizo, pero no quedó convidado a andar levantando monedas que caigan debajo de una mesa.
Muchos se han preguntado por qué el perro atacó al artista en la cara y no en otra parte del cuerpo, o será que el mordisco fue una especie de beso que el can le quiso dar por la visita que Sáenz hizo la casa de sus amos.
La verdad es que el poeta no fue a buscar atención médica y ya se encuentra fuera de peligro.