Sucesos

Descansar en paz ya sólo es un mito

* Capturados tres tipos que robaron placas y cruces de metal de las tumbas del Cementerio Oriental

Ernesto García

La frase que los muertos descansan en paz no siempre resulta ser cierta, sobre todo en estos dorados tiempos, porque tres profanadores de tumbas irrumpieron el sueño eterno de varios ellos en el Cementerio Oriental, al desprender de sus sepulcros las placas y cruces con que sus familiares les rinden tributo.
Los tres presuntos impíos que robaron los accesorios de las tumbas, presumiblemente en las primeras horas de la mañana del viernes, fueron capturados por patrulleros del Distrito Cuatro cuando se dirigían en un carretón halado por un caballo a una fundidora ubicada cerca de donde fue la Dirección General de Aduanas.
El segundo jefe del Distrito Cuatro, comisionado Pablo Emilio Ávalos, dijo que los saqueadores de tumbas son Santos Fabio Umaña López, de 18 años, Jerónimo Miguel Palacios, de 47, y Cristian Pérez Godoy, de 22.
Al momento de ser requisado el carretón donde viajaban los tres hombres, la Policía les encontró 23 placas de igual cantidad de tumbas, doce cruces de hierro y una de mármol, subrayó el comisionado Ávalos.
Todas las placas y cruces fueron robadas del Cementerio Oriental, aunque se desconoce cómo fue que los hombres sacaron estos accesorios a bordo del carretón halado por un caballo, pese a que en la entrada al camposanto hay vigilantes pagados por la municipalidad.
Entre las placas removidas de las tumbas por los tres hombres están las de quienes en vida fueron Pablo Ramón Picado Duarte, Pedro Joaquín Mayorga, Manuel Alberto Padilla, Napoleón de Jesús Villalta y Sergio Ramírez M. Este último aparentemente también se le conocía con el nombre de “Alfonso”.
El comisionado Ávalos advirtió a los dueños de chatarreras que se abstengan de comprar este tipo de accesorios, porque en caso contrario tendrán que enfrentarse con la justicia.