Sucesos

Violador llorón deja en coma a niña de 7 años


Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN -En estado de coma, con las partes íntimas desgarradas y hemorragia vaginal, una niña de siete años se debate entre la vida y la muerte en un hospital de referencia nacional en Managua, adonde fue trasladada tras ser salvajemente violada por un muchacho de 16 años en la casa de los padres de éste, en el municipio de Bonanza, Región Autónoma del Atlántico Norte.
Los familiares de la pequeña víctima fueron informados del estado crítico en que se encuentra y de todo el esfuerzo que hacen los médicos por salvarla y por reconstruirle sus partes íntimas por medio de una intervención quirúrgica.
Al parecer, el depravado sexual introdujo algún objeto contuso en la vagina de la niña de siete años, ya que la vulva sufrió daños terribles por la violencia a la que fue sometida.
Posando por consenso de sus padres
La niña se encontraba desde hace 15 días posando en la vivienda de su victimario por solicitud de sus padres con los del señalado, y a la hora de consumarse la brutal aberración sexual ningún adulto estaba dentro del inmueble cercano al casco urbano de esta localidad.
El jefe policial en Bonanza, teniente José Chacón Mora, aseguró que antes de agravarse más la niña se le preguntó quién le había hecho el daño, y mencionó varias veces a un tal “Negro”.
Con ese mote la Policía determinó que el principal responsable de la salvaje violación es el jovencito de 16 años, quien es hijo de la pareja que aceptó abrigar a la menor.
Informan que el señalado fue detenido, pero no encarcelado, y confesó el delito con el cuento de que la menor lo convidó a jugar de papá y mamá en la cama, pero antes insistió en que es adolescente y por esa condición debía estar en su casa, ya que todavía duerme con su progenitora.
El violador no paraba de llorar en la delegación policial de Bonanza, sobre todo cuando de reojo observaba a varios esposados por otros delitos.
Su progenitora fue llamada ante la Policía para informarle del caso y la responsabilidad confesada por su depravado vástago. Llamó la atención la madre tras confirmar que su “niño” no podía estar solo, porque duerme al lado de ella.
El caso ya fue puesto en manos del juez de Adolescentes en Las Minas, Victorino Estrada, para dilucidar la culpabilidad o inocencia del señalado, añadió el jefe policial en Bonanza, mientras tanto, la menor lucha por la vida sin asistencia de ninguno de los organismos que se autodefinen protectores de la niñez y de la adolescencia.