Sucesos

Policías investigados por homicidio de jovencito

* Al parecer, el afectado habría intentado acuchillar a los agentes voluntarios y también los ofendió

Francisco Mendoza

MATAGALPA -La madrugada de ayer murió el jovencito César Augusto Figueroa, de 17 años, en el hospital de Boaco, después de haber recibido un impacto de bala de fusil Ak, en el poblado de Río Blanco, de manos dos policías voluntarios.
Según el informe brindado por la Policía Nacional, el día de los hechos los dos agentes, identificados como Nelson Alaniz y Róger Benavidez, patrullaban el sector conocido como El Mecate, ubicado en la salida al municipio de Mulukukú, cuando se encontraron con César Augusto, que se encontraba en completo estado de ebriedad y armado de un cuchillo, pero al ver a los agentes los comenzó a ofender.
Amenazas y ofensas
El informe también señala que este adolescente se abalanzó, cuchillo en mano, contra de los representantes del orden público, pero falló en su primer intento por agredirlos.
Aun así, César Augusto continuó con su actitud agresiva, por lo que intentó otra vez agredir a los policías con el arma que portaba. Entonces, uno de los voluntarios hizo uso de su fusil y disparó contra el joven, quien recibió el proyectil en el abdomen.
Rápidamente el herido fue trasladado de emergencia al hospital de Boaco, en un intento por salvarle la vida, pero todo el esfuerzo fue en vano debido a que falleció la madrugada de ayer miércoles. El cadáver fue trasladado por sus familiares a su lugar de origen para darle cristiana sepultura.
Asimismo, se conoció que los dos agentes voluntarios que se vieron involucrados en este hecho sangriento están siendo investigados, y si se comprueba que no había necesidad de hacer uso del arma que portaban, serán procesados por el delito de homicidio.