Sucesos

“Mercenario bocón” bajo nueva investigación

* Porque mintió ante juez y jurado relatando un “cuento chino” sobre muerte de vendedor de Casa Pellas * Fiscalía solicita 10,950 días de cárcel para autor material e intelectual

Lizbeth García

Jorge Alberto Pineda Rodríguez, de 53 años, quien fue declarado culpable por robo con intimidación y la muerte de un ejecutivo de ventas de Casa Pellas, podría ser enjuiciado por segunda vez por falso testimonio, porque el día del juicio, al declarar como testigo, brindó una versión del crimen totalmente distinta a la de los otros testigos y prueba científica.
Pineda dijo durante el juicio que el ocho de junio de este año no pudo hacer nada para evitar que supuestamente Rodrigo Vidal Morales matara desde el asiento de atrás de la camioneta a Marlon Sebastián Jiménez.
Fue él mismo quien disparó
Pero dicha versión fue rebatida por el propio Rodrigo Vidal Morales y la prueba científica que indica que el disparo que la víctima recibió en el rostro fue realizado desde el asiento delantero, donde Pineda iba.
Con la declaración del forense estableciendo la trayectoria de la bala, se determinó que Pineda estaba mintiendo, por lo que el jurado lo encontró culpable, al tiempo que el juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, declaró no culpable a Rodrigo Vidal.
Durante el juicio, Pineda hasta quiso dar la imagen de ser una persona humana al llamar a la víctima “pobre hombre”. En ese sentido dijo que él quiso llevar al Hospital “Vivian Pellas” al herido, pero Rodrigo lo habría amenazado a punta de pistola.
Igualmente dijo que después del crimen no denunció nada ante dos policías a los que encontró después de haber abandonado la camioneta robada, “porque Rodrigo lo amenazaba a diario”.
“Parecen chafas, pero es verdad”, recalcó el reo, pero la defensa de Morales, Álvaro Chica Larios, no dio crédito a semejante versión y pidió al juez y a la Fiscalía que abran una investigación contra Jorge Alberto Pineda por falso testimonio.
Otro condenado
Junto a Pineda también fue declarado culpable del mismo delito, el sujeto Keynor Antonio Medina Gutiérrez, de 28 años.
La Fiscalía pidió la pena máxima de 30 años de cárcel para cada uno de los acusados, es decir, 10,950 días de encierro, porque se hicieron pasar como ganaderos para cometer el crimen, utilizaron medios que debilitaron la posibilidad de defensa de la víctima, actuaron con alevosía y premeditación, y por si fuese poco, Pineda tiene antecedentes y preparación militar, porque él mismo confesó ante el juez que es un mercenario que se adiestró en Estados Unidos y Colombia.
Las defensas, Amadeo Flores y Ramón Rojas, pidieron para cada uno de sus patrocinados la pena mínima de 21 años de cárcel, es decir, 7665 días de encierro, pero será hasta este jueves que el juez Jaime Alfonso Solís se pronunciará.