Sucesos

Un homicidio y una “pasada de cuentas”

* Encuentran dos cadáveres, uno con dos disparos, otro con una estocada

Yelba Tablada

CHONTALES -Los cadáveres de dos hombres fueron encontrados en las últimas horas en este departamento. Uno al parecer fue víctima de delincuentes comunes, y el otro, a todas luces fue blanco de una “pasada de cuentas”, debido a su amplio historial de ilícitos, que podrían incluir hasta abigeatos.
Con dos impactos de balas en el cráneo fue encontrado muerto en un potrero de la Comarca Las Parras, El Ayote, el señor José Luis Dávila Gaitán, de 50 años, quien al parecer fue interceptado por elementos desconocidos, al retornar a su casa.
El cadáver fue localizado por el policía voluntario José Pérez, cuando cumplía con su labor de patrullaje y vigilancia por la comunidad mencionada, y de inmediato se trasladó a la estación policial de aquel municipio, para informar lo ocurrido al suboficial mayor Cesar Suárez, instructor de Auxilio Judicial.
La guardia operativa junto al médico forense de la localidad, se trasladó al escenario del hallazgo, y tras examinar el cuerpo sin vida, comprobaron que Dávila Gaitán murió al instante al recibir los dos proyectiles en su cabeza.
En el lugar, los investigadores de Auxilio Judicial encontraron dos casquillos de revólver, los que fueron enviados al laboratorio de Criminalística para su respectivo peritaje, que les permita identificar el tipo de arma que utilizaron los desconocidos para ejecutar a José Luis.
El subcomisionado Edgar Antonio Gutiérrez Ruiz, vocero de la Policía de Chontales, informó que en la zona, la guardia operativa se mantiene profundizando las investigaciones para identificar a los presuntos autores de este delito de homicidio.
Joven aparece muerto
Asimismo, en Villa Sandino, con una estocada en el tórax fue encontrado el cuerpo sin vida del joven Manuel Vargas García, de 20 años, a la orilla de un camino de la comarca Chagüitillo, de Villa Sandino, quien fue atacado por elementos desconocidos.
El cadáver fue localizado por campesinos de la zona, que al pasar por el escenario del crimen se sorprendieron al ver a un hombre tirado en el suelo, con el pecho ensangrentado y rodeado por las hormigas atraídas por la sangre caliente.
De acuerdo con la información suministrada por los comarcanos, Vargas García tenía varios meses de haber llegado a la comarca, y supuestamente se dedicaba a robar lo que encontraba a su paso, y hasta se sospecha que sustraía ganado.
Vargas García, de quien se dice era originario de Nueva Guinea, tenía todas sus pertenencias, por lo que los pobladores de Chagüitillo descartaron que el móvil del crimen haya sido el robo. Hasta ayer en horas de la tarde, la Policía de Villa Sandino desconocía de la muerte de este supuesto delincuente.