Sucesos

Homicida confesa enviada a su casa


Alberto Cano

DIRIAMBA, CARAZO -Por humanismo y porque está amamantando a un bebé, el juez de Distrito de Audiencias de Diriamba, doctor Johnny Andino, concedió arresto domiciliar a Eveling del Carmen Rocha Cruz, de 21 años, autora confesa de la muerte a cuchilladas de la vendedora de hot-dogs María Victoria Rodríguez Martínez, de 28, hecho ocurrido el pasado 22 de septiembre, en las cercanías del reloj de Diriamba.
La petición al judicial fue hecha por el abogado defensor de la joven procesada, Marvin Valladares, quien apeló a la benevolencia del juez argumentando que la mujer debe alimentar a una menor desnutrida que necesita el pecho para poder sobrevivir.
Ese beneficio, sin embargo, no cubrió a Cándida Cruz, madre de Eveling, quien también es procesada por ser coautora, ya que según testigos fue ésta quien arengó a la hija para que le clavara el cuchillo a Rodríguez Martínez y todo por celos, pues la ahora difunta, que compartía la calle en la venta de hot-dogs tenía más clientes que la homicida confesa.
Durante la audiencia, familiares y amigos de la fallecida se presentaron al recinto judicial, con intenciones de linchar a las detenidas, sin embargo tales acciones no pasaron de simples amenazas debido al fuerte despliegue policial en el lugar.
En la audiencia, Omar Antonio Rodríguez, esposo de la fallecida, aseguró lamentar tal hecho, ya que Eveling Rocha es su nuera por parte de su hijo mayor, con la que procreo una niña.
Rodríguez confesó que este hecho se podía dar en cualquier momento, ya que existía un viejo problema entre ambas mujeres, ya que en una ocasión la detenida interpuso una acusación por injurias y calumnias en contra de la fallecida.