Sucesos

Cuchillada en el corazón

* Supuestamente, el móvil del homicidio obedece a viejas rencillas personales * Frente a gasolinera se encontró con su víctima, con quien discutió y a quien luego hirió de muerte

Tania Sirias

De una certera estocada en el corazón falleció el joven Carlos Altamirano la madrugada de ayer, frente a la gasolinera Texaco, situada en la entrada de la colonia Unidad de Propósitos.
El infortunado salió en compañía de unas amigas, cuando lo interceptó un sujeto conocido con el mote de “El Gato Evert”, quien de repente comenzó a discutir con la víctima de 17 años.
El victimario le asestó la cuchillada en la tetilla izquierda a Carlos, quien cayó al suelo a la vista de las personas que lo acompañaban.
Según fuentes policiales del Distrito Seis de Policía, el hecho ocurrió ayer a las doce y diez minutos de la madrugada, y hasta el momento, el presunto autor del crimen, “El Gato Evert”, se encuentra prófugo de la justicia.
Homicida fue circulado
Se conoció que el homicida --que fue circulado por las autoridades policiales-- es el azote del sector y tiene antecedentes penales en el Distrito Seis, entre los que se destacan lesiones.
Algunos testigos, que omitieron sus nombres por temor represalias, afirmaron que “El Gato Evert” le dijo que así lo quería encontrar, y fue cuando el ahora difunto, Carlos Altamirano, comenzó a pedir ayuda. Sin embargo, este delincuente amenazó con apuñalar a quien se le acercara.
Una vez que Carlos fue herido de muerte, los pobladores, al igual que unos transeúntes que pasaban por el lugar, llamaron a paramédicos de la Cruz Roja Nicaragüense, quienes confirmaron que el adolescente no tenía signos vitales.
Este joven habitaba en la quinta “Laura”, ubicada en el kilómetro 45 de la carretera Tipitapa-Masaya.