Sucesos

Balazos en captura de jóvenes

* “El Bicho” y “El Lola” no pudieron escapar y luego se les encontró un desarmador

Dos jóvenes, que según la Policía del Distrito Ocho son “palomas de alto vuelo”, fueron capturados cuando “hicieron el mate” de querer escapar, luego que un agente policial intentó requisarlos.
Los muchachos fueron identificados como Julio López, alias “El Bicho”, y Jairo Cardoza, conocido también como “El Lola”. Ambos se encontraban en una esquina ubicada del Banco de Finanzas, cinco cuadras abajo y media al sur, en el barrio “Juan Carlos Córdoba”, del casco urbano de Tipitapa.
El agente policial José Luna Marqués, jefe de sector, hacía un recorrido por el barrio y cuando vio a los dos jóvenes les pidió que se pusieran de pie, porque iba a requisarlos. De inmediato, López sacó un desarmador de entre sus ropas y en un instante lo dirigió hacia el oficial, quien no tuvo más remedio que sacar su arma de reglamento y realizar dos disparos de prevención.
Agentes policiales que se encontraban a una cuadra de distancia, en una vulcanizadora, al escuchar los disparos corrieron hacia el lugar de donde salieron las detonaciones y ayudaron a su compañero de armas reduciendo a los dos sujetos que, molestos por la detención, oponían resistencia.
López acusó al agente Cardoza de realizarle los disparos sin ninguna razón y negó ser el dueño del desarmador. “No estábamos haciendo nada, es puro gusto y arbitrariedad la acción del policía”, aseguró López.
Reacción airada
Vecinos del sector reaccionaron molestos ante la captura y aseguraron que los jóvenes no estaban haciendo nada. “Estaban hablando conmigo, no estaban haciendo nada”, aseguró Francisco Rafael Osorio Meynard.
Por su parte, el señor Ronald Ríos, quien dijo ser el papá de Jairo, comentó que a su hijo lo que “lo mata” son las malas compañías. “Siempre le he dicho que deje de andar con ese tipo de amistades, prefiero darle yo para que compre su guaro antes de que ande con esas amistades”, reiteró, mientras trataba de informarse entre los vecinos las razones de la captura de su hijo.
El policía Marqués aseguró que se vio obligado a usar su arma de reglamento. “Lo mire que sacó el desarmador y me amenazó, yo estaba solo y tuve que hacer los dos disparos”, aseguró el oficial mientras interponía una denuncia en contra de los detenidos por el delito de atentar contra la autoridad y sus agentes.