Sucesos

Doble luto en la vía

* Niña y vigilante perecieron arrollados; una por un camionero, y el otro, por un taxista ebrio que logró escapar

Dos vidas, dos lutos. Una pequeña escolar y un hombre que laboraba como vigilante de calle murieron en las últimas horas a consecuencia de accidentes de tránsito en la capital.
El pesar se apoderó de los pobladores de la comunidad La Francia Número Uno, jurisdicción de Ticuantepe, después que la niña Tania Yaoska Hernández, de once años, murió arrollada por un camión, mientras otros tres miembros de su familia resultaron gravemente lesionados.
Aplastó puesto de frutas
La tragedia sucedió cuando el camión placas MY 2873, conducido por Miguel Solís, que circulaba de sur a norte sobre el carril derecho, a la altura del kilómetro 24 de la carretera Ticuantepe-La Concepción se pasó llevando el tramo donde la niña, junto a sus hermanos y su abuelo, José Isabel Hernández, vendía frutas.
El pesado vehículo, en su recorrido mortal, también causó graves lesiones al niño Holman José Ramírez López, de ocho años, y a la menor Karla Vanesa Hernández, de 14 años, quienes permanecen hospitalizados en distintos centros asistenciales de la capital.
La niña Tania Yaoska, quien cursaba el segundo grado en la escuela “San Carlos, La Francia”, murió al llegar a la Sala de Emergencia del Hospital “Lenín Fonseca”. La versión policial sobre esta tragedia no fue posible obtenerla porque en la Oficina de Información y Análisis del Distrito Cinco se negó dar a conocerla, bajo el argumento de que estaba ausente el jefe.
Muere vigilante arrollado por ebrio
El martes por la noche, de los semáforos de La Ceibita, cuatro cuadras al oeste, fue atropellado mortalmente por un taxista que conducía en estado de ebriedad el señor Manuel de Jesús Delgado Montano, de 60 años.
El accidente ocurrió cuando el infortunado viajaba en su bicicleta y trataba de cruzar la vía de norte a sur, y el taxi, Hyundai, gris, placas T 15-835, conducido por Christopher Vado Velásquez, de 23 años, de la cooperativa Primero de Mayo, lo embistió. Según la joven Darling Ayestas Vado, quien dijo ser hija de la víctima, don Manuel iba a su casa, ubicada de Casa Pellas Acahualinca tres cuadras arriba, media al lago, a traer comida, ya que trabajaba como vigilante de calle en el sector de Los Arcos, cuando sufrió el percance.
“Dicen que murió de inmediato, el accidente fue como a las ocho y quince de la noche… el hombre que lo mató se dio a la fuga, y no sabemos qué va a pasar con él en la Policía”, declaró Darling. El taxi fue recuperado por la Policía y ahora permanece en los patios de la Segunda Delegación.